Un policía fue procesado por violar a una mujer en celdas y un juez le dio arresto domiciliario

Autoridades del Concejo municipal de Rurrenabaque sospechan que hay complicidad y encubrimiento para con el policía involucrado.

Un efectivo de la Policía Boliviana fue procesado por un caso de violación a una mujer en las celdas de Rurrenabaque, Beni. Sin embargo, el juez de instrucción penal de ese municipio solo le dio arresto domiciliario, por lo que los representantes del Concejo municipal presumen que hay protección hacia el uniformado.

Según el reporte de una persona que pidió mantener su identidad en reserva por temor a represalias, el hecho fue protagonizado por un efectivo policial, quien en el marco de un caso arrestó a una mujer de iniciales L.J.M. y la condujo hasta las celdas policiales.

Aprovechando que la víctima se encontraba sola en la celda, el uniformado habría procedido a agredirla sexualmente. Otro policía que se encontraba en el lugar habría descubierto la escena y procedió a arrestar en flagrancia al presunto violador, mencionó.

“Este caso pasó a conocimiento del Ministerio Público y el agresor quedó aprehendido, la fiscal asignada al caso presentó la correspondiente imputación formal ante el juzgado de Rurrenabaque, pidiendo la detención preventiva del policía en la cárcel de Mocoví de la ciudad de Trinidad; sin embargo, el juez en audiencia de medidas cautelares le concedió sólo arresto domiciliario al agresor”, agregó en su testimonio.

La presidente del Consejo municipal de Rurrenabaque, Anel Sosa, hizo una petición de informe al Comandante de la Policía de esa región, pero no recibió respuesta alguna.

“Supuestamente un policía que gozaría de la confianza de usted, habría procedido a violar a una reclusa con iniciales L.J.M”, refiere la petición que hizo el Concejo municipal al Comandante Cantonal de la Policía, Rene Rojas.

La concejala expresó su preocupación por este caso, si bien el uniformado fue procesado por la Fiscalía, pero el juez de Rurrenabaque le dio arresto domiciliario, pese a que en audiencia se había solicitado la reclusión preventiva del uniformado en el penal de Mocovi.

“El caso que hacemos referencia fue camuflado y las actuaciones jurídicas se estarían encubriendo para que nuestra sociedad no tenga conocimiento de lo sucedido”, refiere el documento enviado por el Concejo a la Policía del lugar.

Las autoridades del Concejo presumen que existe complicidad y encubrimiento para con el policía implicado, por ese motivo, ni el jefe policial ni el juez de Rurrenabaque habrían valorado de manera objetiva la gravedad del delito de violación.

El Concejo Municipal envió hoy la petición de informe a la Policía para que responda seis preguntas por este caso.

Tomado de Página Siete