Horror en Bolivia: Raptan a una pareja, les roban y delincuente abusa de la joven tras amarrar a su enamorado

El asalto a una pareja en el Mirador del Municipio de La Guardia (Santa Cruz) se convirtió en una verdadera pesadilla para una pareja de enamorados que disfrutaba de la zona de esparcimiento la noche del pasado 03 de octubre. Una persona con arma de fuego que tenía puesto un canguro asaltó a los enamorados obligando a la muchacha, amarrar de las manos con un cinturón a su novio para luego encerrarlo en la parte trasera del maletero.

No obstante, amenazó a la víctima con disparar para que se quitara la ropa para abusarla sexualmente. En ese ínterin, aparece una motocicleta por el lugar y el delincuente se asustó, ordenando a la joven que se ubicara frente al volante de su vehículo. Una vez se percató que la motocicleta se alejó del Mirador, agredió nuevamente a la víctima, mientras su novio estaba reducido.

Una vez consumado el supuesto delito de violación, el delincuente indicó a la joven que abandonaran el mirador y se dirigieron hasta un cajero automático para que retirara dinero pero su cuenta bancaria se encontraba vacía. En ese ínterin, el agresor le manifestó que se llevaría su vehículo marca Volkswagen color gris para un viaje hasta el municipio de Yapacaní.

Pasada la media noche, con ambas víctimas a bordo, decidió que se detuviera en una zona oscura, donde sacó del maletero al enamorado de su víctima para subirlo a los asientos, circuló unos metros y luego abandonó a ambos en medio camino con la amenaza de matarlos si se atrevían a denunciarlo, refiere su denuncia a la Policía.

El caso es investigado por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia y la Dirección de Prevención de Robo Contra Vehículos, en sentido que habría existido una supuesta violación y el robo del motorizado. Amas unidades investigativas hicieron un recorrido con el testimonio de la víctima, para verificar si alguna cámara de circuito de seguridad, registró al delincuente que no se dejaba ver su rostro. Las víctimas lo describen como una persona robusta, que tenía puesto una gorra, un canguro y barbijo.