Tarija descarta contaminación en el Pilcomayo tras ruptura de dique minero en Potosí

La Gobernación de Tarija y la Fiscalía prevén empezar un control y fiscalización de los diques mineros para exigir que se restituyan las estructuras precarias.

Un análisis realizado por la Gobernación de Tarija en el río Pilcomayo determinó que no existe contaminación por metales pesados tras la ruptura del dique minero en Potosí, suscitado en julio de este año.

“Nosotros hemos hecho el informe correspondiente (…) y los análisis de todo lo que es sedimentos y lodos, hemos hecho toda la parte que corresponde a Tarija, desde Tabasay hasta D’orbigny (…) En lo que respecta a materiales pesados no tenemos problemas de contaminación”, dijo el secretario de Medio Ambiente, Efraín Rivera.

El funcionario explicó que se tomó cuatro muestras, de las cuales, dos fueron enviadas a un laboratorio, específicamente sobre los metales de cianuro, arsénico, cadmio, mercurio, magnesio, plomo y zinc.

Además, se realizó seis análisis de agua físicos, químicos y biológicos en Yacuiba, Villa Montes y O’Connor. Para ello, se tomó en cuenta 42 parámetros y se encontró grado de contaminación en las categorías B y C, es decir, las mismas que se registraban siempre. En este sentido, Rivera recordó que estas aguas no son aptas para consumo humano, solo para animales y para riego.

Rivera recordó que el afluente en Potosí sí está contaminado, sin embargo, aún se desconoce cuál es la situación en Chuquisaca.

Acotó que, ahora lo que queda es trabajar en la parte civil, es decir, hacer un control y supervisión junto a la Fiscalía a todas las construcciones de los diques para evitar que vuelva a romperse otro y contamine las aguas.

Sostuvo que presionarán a las cooperativas mineras de Potosí para que en corto y mediano plazo realicen el cambio de las estructuras precarias de los diques mineros.

Página Siete