La Justicia de EEUU apunta a incautar bienes de Murillo por un valor de $us 532.000

Según las investigaciones, en 2020, Murillo adquirió con un sobreprecio un lote de gases lacrimógenos de la empresa Cóndor, pero a través de la intermediaria norteamericana Bravo Tactical Solutions LLC (BTS).

La Justicia de Estados Unidos (EEUU) apunta a la incautación de los bienes de Arturo Murillo en ese país por un valor de al menos $us 532.000, luego que el exministro del Gobierno se declaró culpable por los delitos de soborno y lavado de dinero.

“La propiedad sujeta a decomiso como resultado del presunto delito incluye, pero es no limitado a, lo siguiente: una suma de al menos $ 532,000 en moneda estadounidense”, señala parte de la traducción no oficial del documento al que accedió La Razón, en el cual se establece la acusación por el delito de “conspiración”.

Según las investigaciones, en 2020, Murillo adquirió con un sobreprecio un lote de gases lacrimógenos de la empresa Cóndor, pero a través de la intermediaria norteamericana Bravo Tactical Solutions LLC (BTS).

El entonces ministro de Gobierno, antes de que la presidenta transitoria Jeanine Áñez deje el poder en noviembre de 2020, fugó de Bolivia y fue detenido a finales de mayo de 2021, en Estados Unidos, acusado de intento de lavado de dinero y sobornos, días después de que su jefe de gabinete, Sergio Méndez, fuera procesado por los mismos delitos.

Tras su aprehensión, Murillo fue procesado por la compra de material antidisturbios, por un valor de $us 5,6 millones; según la investigación, en esa compra se detectó un sobreprecio de $us 2,3 millones.

Detenido en una cárcel de Miami, se estableció que el exministro, denominado como “hombre fuerte” de Áñez, usó bancos estadounidenses para movilizar esos recursos económicos.

Según la Fiscalía de ese país, el dinero fue repartido entre Murillo y cuatro de sus cómplices (Méndez, Luis Berkman, Bryan Berkman y Philip Lichtenfeld), además de un “funcionario” del Ministerio de Defensa, que se presume fue el exministro Luis Fernando López, hoy prófugo.

Al tratarse de una “grave infracción”, la Justicia estadounidense solicitó el decomiso de los bienes en los que Murillo tiene participación o interés para que sean entregados en favor de ese país.

La mañana de este martes, el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó que en ese caso, Murillo — tras declararse culpable—  solo debe aguardar su sentencia.

“Al declararse culpable, recibiría una sanción de seis años (…). Murillo no va ir a un juicio por jurados, sino va a ir a un juicio directamente a una acusación por información, va a asumir su culpabilidad y le van a imponer una pena», explicó el funcionario de Estado.

Tomado de La Razón