Debido a un “sueño” Javier Copa negó declararse culpable, y no se someterá a un proceso abreviado

El Deber

La fiscal Karla Barrón y el abogado Cristian Tejada confirmaron que Javier Copa rechazó la condena tras tener “un sueño”. Esta situación hizo que su abogado renuncie al patrocinio de Copa

Este jueves, Javier Copa Mamani evitó ser condenado a 30 años de prisión por el feminicidio de su expareja Viviana Ojeda Vargas, debido a que tuvo un sueño y no quiso declararse culpable en la audiencia de procedimiento abreviado, a la cual había aceptado someterse en días pasados.

Copa cumple detención preventiva en el penal de Palmasola, a donde fue enviado por 180 días el 16 de septiembre por el Juzgado Segundo de Instrucción Cautelar. Durante su encierro en la cárcel, el acusado le pidió a su abogado Cristian Tejada que realice los trámites legales para que lo sentencien porque quería “asumir su responsabilidad”.

El martes, Tejada indicó que su cliente firmó un acuerdo con la fiscal asignada al caso, Karla Barrón, en el cual aceptaba la pena máxima por feminicidio sin derecho a indulto con la finalidad de beneficiar así a su hermano Ramiro C. M. y a su amigo Daniel L., quienes también están detenidos en la cárcel por el supuesto delito de complicidad.

Todo estaba listo para se dicte la sentencia de 30 años de prisión este jueves en la audiencia de procedimiento abreviado que se instaló en el penal de Palmasola, incluso la fiscal Barrón había mencionado que solo falta que el juez de instrucción penal firme la sentencia, pero todo se vio truncado porque Copa se negó a declararse culpable.

Un sueño frustró la condena

Tejada dijo que Copa se arrepintió de haber firmado el acuerdo de condena, debido a que anoche tuvo “un sueño” que lo motivó a declararse inocente del delito de feminicidio. Ante esta situación, el jurista anunció que dejó de patrocinar al acusado y admitió que existen varias pruebas en contra de su exdefendido.

La fiscal Karla Barrón informó que la audiencia de procedimiento abreviado fue cancelada ante la negativa del sindicado a aceptar el delito y explicó que ahora el proceso seguirá por medio de un juicio oral, en el que se buscará lograr que se emita la sentencia, pues considera que existen elementos suficientes que demuestran la autoría del hecho, entre ellos hay un audio en el que se lo escucha a Copa admitir que “mando a liquidar a su expareja”.

Para el abogado de la familia de la víctima, Javier Murillo, existen siete pruebas fundamentales contra Javier Copa. Viviana Ojeda fue hallada sin vida con la misma ropa que tenía puesta el 5 de septiembre, el mismo día que salió con el principal sospechoso de su muerte.

A esto se suma el testimonio de los familiares de Viviana. Indicaron que los contactó por mensajes para pedirles ayuda porque su expareja la estaba llevando en su vehículo hasta un lugar alejado que no conocía. Estos mensajes se enviaron el mismo día de su desaparición.

Murillo dice con certeza que Javier es autor del feminicidio y revela que cometió este crimen para ocultar una violación que cometió contra una adolescente. “La víctima fue asesinada porque iba a denunciar al imputado por un caso de violación hacia una menor”, detalló.