Arce recuerda el golpe de Banzer: “La memoria colectiva es importante para que jamás se repitan episodios oscuros y funestos”

“Hace 51 años, el 21 de agosto de 1971, inició la dictadura de Hugo Banzer Suárez, luego de un sangriento golpe de Estado contra el Gobierno de Juan José Torres. La memoria colectiva es importante para que jamás se repitan episodios tan oscuros y funestos de nuestra historia”, escribió el jefe de Estado en sus redes sociales.

El presidente del Estado, Luis Arce, recordó este domingo los 51 años del golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez y afirmó que la “memoria colectiva es importante para que jamás se repitan episodios tan oscuros y funestos de nuestra historia”.

“Hace 51 años, el 21 de agosto de 1971, inició la dictadura de Hugo Banzer Suárez, luego de un sangriento golpe de Estado contra el Gobierno de Juan José Torres. La memoria colectiva es importante para que jamás se repitan episodios tan oscuros y funestos de nuestra historia”, escribió el jefe de Estado en sus redes sociales.

El 18 de agosto de 1971 Banzer entró clandestinamente en Bolivia, pero fue tomado preso en Santa Cruz y conducido en avión al cuartel de Carabineros de La Paz.

Al día siguiente estalló en Santa Cruz una sedición de sus partidarios autocalificada de «revolucionaria», mientras que en la capital los rebeldes le proclamaron presidente de la República.

El 21 de agosto de 1971 se constituyó una Junta Militar de Gobierno de tres miembros: el coronel Andrés Sélich Chop, el general Jaime Florentino Mendieta Vargas y el propio Banzer.

Una jornada más tarde, la junta delegó la Presidencia de la República con plenos poderes a quien era el verdadero cerebro y líder del movimiento golpista: Banzer.

Ya convertido general, Banzer fue parte del “Plan Cóndor”, un mecanismo sistemático coordinado entre las dictaduras del Cono Sur (Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay) para la represión política entre los años de 1970 y 1980.

De acuerdo con el exministro de Defensa, Reymi Ferreira, el golpe de Banzer fue el más nefasto de la historia. Se registraron 468 muertes, 3.000 personas detenidas y casi 2.000 personas fueron exiladas o confinadas.

“Fue un periodo de terror donde se censuró toda la prensa, por lo menos 30 periodistas fueron torturados y detenidos”, indicó.

Pese a ello, Banzer, con su partido Acción Democrática Nacionalista (ADN), ingresó a la arena política y en 1997 fue elegido presidente en las urnas y tras alianzas en el legislativo.

// ABI