Industria genera superávit de azúcar, pero la iliquidez ahoga a los cañeros

Cañeros reparan en la falta de políticas de incentivo y acceso a créditos que limitan reactivación sectorial y la renovación y ampliación de cañaverales. Precio internacional del azúcar alivia economía de industrias
Fernando Rojas Moreno

Industria genera superávit de azúcar, pero la iliquidez ahoga a los cañeros  | El Deber

Fuente: https://eldeber.com.bo

Desafiando la adversidad de la sequía y la escalada de conflictividad asociada con bloqueos de rutas, las industrias azucareras de Santa Cruz (Guabirá, Unagro, Aguaí, San Aurelio y La Bélgica) lograron moler y transformar más de 4,8 millones de toneladas de caña en 5,5 millones de quintales de azúcar, más de la mitad de la demanda del mercado interno. Sin embargo, los resultados productivos contrastan con la economía del sector primario-cañeros- que exponen un estado de iliquidez que limita la renovación y ampliación de la frontera agrícola cañera local.

Datos aportados por fuentes del sector, al 31 de julio, reflejan que Guabirá, con 1.334.240 quintales de azúcar, lidera la producción departamental. Lo escolta Unagro, con 1.254.365 quintales; le sigue San Aurelio, con 1.141,200 quintales; luego se ubica Aguaí, con 1.082.400 quintales, y cierra La Bélgica, con 689.808 quintales.

El plan de zafra sectorial perfila una producción de 11,5 millones de quintales de azúcar y 240 millones de litros de alcohol, cifras que serán reguladas en función al avance de la molienda de caña.

La sequía impactó en los rendimientos de los cañaverales en las zonas productivas de San Aurelio y La Bélgica. El efecto climático, la migración de productores a otros cultivos y la expansión del negocio inmobiliario incidió en la merma del área sembrada y la producción.

Desde la Confederación Nacional de Productores Cañeros de Bolivia (Concabol), el presidente Óscar Alberto Arnez, refirió que el desempeño productivo en campo y fabril es aceptable, pese a la sequía y la presión social en las rutas.

No obstante, expresó que la iliquidez, por falta de políticas de incentivo (acceso a créditos), frenan la reactivación sectorial y condicionan la renovación y ampliación de áreas productivas.

Balance industrial favorable

En lo que respecta la evaluación industrial, a considerar por fuentes del sector, la producción mantendrá el promedio de los últimos tres años (11 millones de quintales de azúcar). Relievan que las exportaciones -el sector exporta el 30% de la producción total- y la coyuntura favorable del precio internacional del edulcorante ha permitido a las factorías un alivio financiero.

De enero a mayo de este año, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Bolivia exportó 43.275 toneladas de azúcar por $us 20,8 millones. Comparado con el mismo periodo de 2021, el volumen decreció un 17% y el valor se incrementó un 12%.

Desde Aguaí, un alto ejecutivo, expresó que este año, en su décima zafra, planean incrementar un 20% la producción, pasando de moler 1,6 a más de 2 millones de toneladas de caña. En términos de quintales de azúcar representa 500.000 más que en 2021, cuando se procesó 2,1 millones de quintales.

Desde el ingenio azucarero montereño Guabirá, su presidente Carlos Rojas, expresó que el balance de los indicadores de producción se enmarca dentro de lo planificación en el plan de zafra. Ayer, consiguieron superar las 2 toneladas de caña molida. Este año estiman transformar 2,3 millones de quintales de azúcar y 140 millones de litros de alcohol.

El ejecutivo sostuvo que las exportaciones alentaron la economía del sector primario e industrial. No obstante, Rojas expuso que los costos de producción han escalado debido al conflicto bélico en Ucrania y alza de los precios de fertilizantes e insumos agrícolas.