Sale a flote la fractura interna del MAS en la Asamblea Departamental

Asambleístas del propio partido en función de Gobierno, afirman que hay reuniones entre algunos grupos que no involucran a todos, luego de que se concretara una presunta «traición» en las pasadas elecciones.

Dos elecciones en menos de tres meses, una de ellas de directiva y la segunda solamente del presidente, dejaron mucha tela para cortar dentro de la Asamblea Departamental de Tarija, que a pesar de dejar una imagen de polarización entre el oficialismo y la oposición, también tiene sus propios matices cuando se habla de la unificación de cada bloque, por un lado, Unidos que permanece firme con la bancada indígena y, esporádicamente, con Comunidad de Todos, que finalmente terminó de distanciarse del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Precisamente esta fuerza política, dilucidó una fuerte contraposición entre sus miembros cuando se perfilaba la elección donde Federico Salazar y la plancha “de consensos” salieron vencedores incluso con votos del partido azul, generando descontentos y sanciones disciplinarias en la bancada.

Desde ese entonces, se vienen generando reuniones internas que no congregan a todos los asambleístas departamentales o, al menos, a los que manifestaron su predisposición para reencaminar el trabajo institucional, sin que esto signifique hacer un “pacto” con Unidos, según señaló la vocal de directiva, Deisy Torres.

“Yo desde hace varias semanas atrás no he sido convocada a ninguna reunión de la bancada, que está totalmente quebrantada si vale el término porque a mí no me tomaban en cuenta en las decisiones que se tomaba”, afirmó.

Asambleístas como Juanita Miranda y José Yucra, que es el jefe de bancada, anunciaron acciones legales para revertir la conformación de comisiones permanentes y la elección del flamante presidente, José Luis Ferreira, contrariamente, legisladores como Juan Carlos Gutiérrez, también de filas del MAS, señalan que “no todos” quieren paralizar la Asamblea Departamental, sino que hay una tendencia dentro de la bancada para reunirse con cualquier otra fuerza política cuando de hacer gestión se trate.

Marina Hoyos, enfatizó que actores políticos de su partido no están pensando en los intereses del departamento sino en cálculos partidistas, por ello, aún hay asambleístas que asisten a las convocatorias de Unidos y jefes de bancada, pero no hay ningún instructivo que les prohíba hacerlo.

Asimismo, habló de responsables de hacer acuerdos con “la derecha” durante el tiempo en que la Asamblea Departamental estuvo paralizada, facilitándole al gobernador, Oscar Montes, definir todo “mediante decretos”.

Hoyos mantuvo una constante durante el último tiempo, un voto contrario a lo que propone su bancada en ciertas ocasiones como la votación para decidir si la sesión del pasado viernes se trasladaba a la modalidad virtual, tras los incidentes que se registraron en el hemiciclo cuando legisladoras reclamaban la palabra ante la directiva.

En el limbo, Zaida Laura se ausentó de la última sesión y eso generó la molestia de sus correligionarios, que pedían que se presente en el hemiciclo para pronunciarse cuando se perfilaba la elección de un nuevo presidente.

Los Datos

El pleno de la Asamblea Departamental sesiona hoy para asumir una postura sobre el tema de Margarita

El MAS tiene la primera vicepresidencia con la actual conformación de la directiva

Hay amenazas de acciones legales para impugnar la elección de José Luis Ferreira

El Periódico