Sicópata sexual que mató a 2 adolescentes y las enterró en su casa captaba a sus víctimas con perfil falso y las extorsionaba

Hay al menos 77 victimas que cayeron en manos de Richard Coque Flores, algunas con el fin de hacer trabajos sexuales, pero terminaban siendo abusadas por el sujeto. A otras las extorsionaba grabándolas con drogas y amenazándolas con enviarlas a la cárcel si no accedían a tener relaciones

Las redes sociales jugaron un papel principal para que Richard Choque Flores, de 32 años, continúe delinquiendo, abusando sexualmente de múltiples mujeres y extorsionándolas al hacerse pasar pasar como policía. Luego, les tendía una trampa que consistía en acusarlas de traficar marihuana y droga. Al final, las obligaba a tener relaciones sexuales para que sus víctimas, supuestamente, no terminen en la cárcel.

Además, se logró descubrir que al menos hay 77 víctimas, y desafortunadamente otras dos fueron encontradas sin vida, sepultadas en una fosa en la casa de Choque Flores. Las dos mujeres asesinadas tenían entre 15 años y 17 años, y también fueron captadas mediante redes sociales.

Sin embargo, el lunes, el sujeto fue presentado por la Policía en La Paz vinculado a un caso de trata de persona, proxenetismo, pornografía y portación de arma de fuego, quien con la cabeza cabizbaja solo observaba a su alrededor con una mirada muy fija.

Ausencia de culpa

El comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, indicó que Richard Choque Flores, según evaluaciones sicológicas y siquiátricas, tiene un trastorno antisocial de la personalidad, rasgos nucleares de conducta criminal de sicópata (pobreza afectiva, agresividad y ausencia de culpa).

Detalló que el sujeto cayó luego que la Policía recibiera varias denuncias, donde se verificó que con un perfil falso de Facebook con el nombre de Haide Mitzi, Flores ofrecía servicios sexuales en Marketplace, utilizando fotografías de otras mujeres, además aprovechaba para ofrecer trabajo con pagos superiores a Bs 500.

«Él convocaba a sus víctimas a quienes además les decía que tendrían que entregar un paquete de sustancias controladas, aumentando así el monto de ganancia». La operación la hacía en un alojamiento, en habitaciones cerradas y cuando esperaban al supuesto cliente, Richard ingresaba como si fuera funcionario policial con chapa y gorra sorprendiendo e intimidándolas.

Las mujeres que caían en la trampa de portar marihuana y droga, eran obligadas a grabar un video con las sustancias indicando que les pertenecía, y ante el falso policía, accedían a negociar por temor y terminaban manteniendo relaciones sexuales. Luego de cierto tiempo, nuevamente eran contactadas por el depravado individuo para que le paguen altas sumas de dinero, a cambio de mantenerse en silencio.

Base de datos de sus víctimas

 

El sicópata, como lo califica la Policía, creaba una base de datos con sus víctimas, donde se verificó que había captado a varias mujeres no solo de La Paz, sino de Cochabamba, Santa Cruz y hasta de Los Yungas.

«Por lo menos hay 77 denuncias de personas que fueron sorprendidas por este sujeto, que no solo fueron extorsionadas, sino también fueron obligadas a mantener relaciones sexuales», dijo Aguilera.​

En el celular se encontraron datos de Iris Maylin Villca Choque, una adolescente de 15 años, que estaba reportada como desaparecida desde el 27 de agosto de 2021.

Según Aguilera, el 24 de agosto de 2021, el sujeto estaba con Iris y ayer en el allanamiento de su inmueble, con la ayuda de un can policial, fue descubierto el cadáver de la adolescente enterrado en una fosa.

El asesino de la muchacha llegó a enviar por lo menos seis mensajes a los padres de Iris, pidiéndole recompensa de Bs 80 mil para entregarles el cuerpo.


La familia de Iris la buscaba desde agosto del 2021 

Por sus antecedentes penales, Choque Flores había sido procesado en 2013 por el delito de asesinato, incluso tenía una serie de delitos acumulados, pero inexplicablemente gozaba de  libertad. ​

Antecedentes

Por su parte, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, indicó que luego de descubrir que Richard se hacía pasar como una mujer en sus redes sociales, para captar a adolescentes que buscaban ganar dinero, tentándolas a prostituirse para ganar Bs 500 y aumentar su ganancia entregando droga, la investigación siguió en curso, hasta descubrir dos macabros casos.​

El detenido tenía sentencia ejecutoriada en 2013 y más de 17 denuncias. No obstante, la justicia boliviana modificó su situación jurídica y él continuó delinquiendo.

En el allanamiento realizado en el domicilio de la zona Ballivián, calle Rafael Pabón No 10,  en un cuarto de 3 x 4, se encontraron los restos de dos mujeres en estado de putrefacción.

Las víctimas fueron identificadas como Lucy Maya Ramírez Zambrana, de 17 años, que estaba desaparecida desde el 18 de mayo de 2018 e Iris Maylin Villca Colque, de 15 años que no podía ser localizada desde el 27 de agosto de 2021.


Lucy Maya fue víctima de Richard, quien terminó asesinada y enterrada en la casa de su agresor 

La Policía ya había encontrado indicios de que Richard tuvo contacto con Iris, luego de encontrar evidencias en su celular y la mochila en su casa.

«El tenebroso caso continúa en investigación para ver si existen más víctimas por parte de este sujeto. En algunos casos él lograba enamorar a sus víctimas para seguir captando a más mujeres. Este sujeto es un sicópata sexual desalmado, de acuerdo a los informes sicológicos y siquiátricos», manifestó el ministro de Gobierno.

Pidió a los padres y madres tener mayor control con sus hijos para verificar a qué ingresan a sus redes sociales, revisando además todas sus plataformas, para evitar que sucedan estos hechos macabros que pueden terminar con la vida de sus hijos.

«Hacemos las recomendaciones a los niños, y adolescentes de que no hablen con gente extraña, porque usan las redes para relacionarse. Debemos advertirles de los riesgos y luchar contra este delito», acotó.

Por su parte, algunos vecinos de la zona Ballivián, indicaron que solo observaban a Richard como un joven tranquilo, y desconocían que tenía antecedentes penales y mucho menos que estuvo en la cárcel. «El joven salía todas las mañanas y solo lo conocía como alguien tranquilo. Pero anoche (por lunes), vimos que sacaron dos cuerpos de su casa», expresó una mujer en los medios de comunicación.

Intento de quema

La noche del martes, un grupo de vecinos de Richard, molestos por lo sucedido, intentaron quemar su casa e incendiaron dos llantas en el ingreso a la vivienda.

Ante esa situación, agentes de la Policía alteña llegaron para evitar que el fuego consuma la casa, porque ponía en peligro a otros vivientes de la calle Rafael Pabón No 10 (zona Ballivián) de la urbe alteña.

Tomado de El Deber