Rio de Janeiro aplaza desfiles de carnaval por la pandemia

Los desfiles de las escuelas de samba del carnaval de Río de Janeiro y São Paulo, previstos para fines de febrero, fueron aplazados para abril debido a la nueva ola de contagios de covid, informaron este viernes las autoridades.

Las alcaldías de Río de Janeiro y São Paulo, orientadas por sus secretarios de Salud, decidieron aplazar la realización de los desfiles de las Escolas de Samba para fines de abril.

La decisión se ha tomado «en respeto al actual cuadro de la pandemia en Brasil y la necesidad de preservar vidas», informaron en un comunicado las autoridades de las dos mayores ciudades brasileñas.

La decisión de postergar los suntuosos desfiles en el Sambódromo de Río, que atraen a turistas de todo Brasil y de otros países, así como los de São Paulo, fue anunciada tras una reunión virtual entre los alcaldes, sus secretarios de Salud y los representantes de las Escolas de Samba de ambos estados.

En medio de un avance de la variante ómicron y tras las fiestas de fin de año, Brasil batió esta semana el récord diario de contagios, con 204.854 casos registrados en un solo día, y ya suma más de 622.000 personas fallecidas.

«Es una postergación necesaria, tendremos mucha más seguridad para realizar (el carnaval) a fines de abril», dijo el secretario de Salud de Río de Janeiro, Daniel Soranz.

Un carnaval sin preocupación

Las ligas de escuelas de samba de Río y São Paulo apoyaron la decisión de las autoridades.

«Es la actitud correcta, tiene todo el apoyo de las escuelas de samba y esperamos que el 21 de abril podamos hacer una fiesta de alegría, como el carnaval manda. No queremos forzar un desfile donde haya preocupación», dijo Sidnei Carriuolo, presidente de la Liga de Escolas de Samba de São Paulo, presente en la reunión.

El carnaval callejero en ambas ciudades, que arrastra multitudes atrás de los ‘blocos’ (comparsas), ya se había cancelado a principios de mes debido a la situación sanitaria, y de momento no tiene una nueva fecha prevista.

Las ‘escolas’ de samba, organizaciones barriales con hasta 4.000 integrantes cada una, pasan meses preparando sus vistosos desfiles, con sofisticadas carrozas, miles de trajes confeccionados a mano y un ejército de bailarines y músicos que ensayan durante meses para lucirse ante los jurados y la platea en el Sambódromo.

Con AFP

Fuente:Radio Francia Internacional