Instan crear centros de estadísticas que apoyen el Censo y el Pacto Fiscal

La propuesta es que cada departamento tenga su propio INE, en el que se trabaje el levantamiento, procesamiento y análisis de datos, que permitan una mejor planificación de desarrollo en cada ETA

DEPARTAMENTALES

En noviembre se realizará el Censo Nacional de Población y Vivienda

A diez meses de que se lleve adelante el Censo Nacional de Población y Vivienda, el senador de Comunidad Ciudadana Rodrigo Paz Pereyra, mediante un proyecto de ley, propuso la creación de Institutos Departamentales de Estadística (IDE) que trabajen con el Instituto Nacional de Estadística (INE) de manera conjunta.

El censo se fijó para el 16 de noviembre de 2022 y de los datos obtenidos depende tanto el Pacto Fiscal con Entidades Territoriales Autónomas (ETA) como la planificación del desarrollo del país.h

El legislador señaló que esta propuesta surge a raíz del cuestionamiento a que el INE sea la única entidad facultada para el manejo de la estadística, cifras y proyecciones a futuro.

“Viene el censo, a partir del censo vienen los pactos fiscales y el INE será la única institución que haga la propuesta censal del relevamiento y posteriormente entregará a los departamentos y sectores la información que quiera entregar. Lo que proponemos es que una institución de los departamentos represente a las gobernaciones, municipios y sectores de orden público y privado”, declaró.

Concretamente, el documento plantea que estas IDE sean parte de la planificación y elaboración de la propuesta censal, intervengan durante el relevamiento de los datos y que también tengan un rol activo durante la elaboración de los resultados, para finalmente estar durante la negociación del pacto fiscal.

“Las Entidades Territoriales Autónomas, en coordinación con los Institutos Departamentales de Estadística, realizarán todas las operaciones que sean necesarias para realizar el censo (…)”, cita textualmente el documento en uno de sus párrafos.

Estadísticas propias para Tarija

El analista económico Fernando Romero hace énfasis en la importancia de contar con datos estadísticos propios para que desde los diferentes niveles gubernamentales se pueda realizar una planificación adecuada a la realidad de cada región.

En el caso particular de Tarija, el profesional cuestiona la carencia datos propios y la dependencia que hay al INE, entidad que no tiene una información tan a profundidad como se requiere.

“Lamentablemente, dependemos, y mucho, de la información que arroja el INE (…). Sería insensato decir que el INE no genera estadísticas, sobre todo en el ámbito económico y social, pero lo hace de manera muy general y a veces de forma inoportuna. Esto impide que se tenga un diagnóstico de cómo estamos y qué políticas públicas serían adecuadas para mejorar la calidad de vida de la población”, argumentó.

En cuanto a los temas que requieren un tratamiento más profundo, Romero incluyó lo relacionado al empleo, inflación y generación de ingresos.

Confiabilidad de la población

El Senador de CC apuntó como conclusión que el hecho de que existan instituciones departamentales, cuya participación sea vinculante para el rol del INE, puede generar una mayor confianza por parte de la ciudadanía, que exige que los datos se manejen con la mayor transparencia posible.

“La información tiene que ser transversal, horizontal y tiene que ser del pueblo. Si permito que el censo entre a mi casa a preguntarme cuántos somos, a qué nos dedicamos, qué hacemos; entonces tengo derecho a saber la información que se va a generar para que el pacto fiscal tenga un impacto en el ámbito económico, político y social”, dijo.

En ese sentido, señaló que al momento se trabaja en un cronograma de encuentros con los comités cívicos, alcaldías y gobernaciones para socializar la propuesta de normativa.

Tarija tiene una ley que no ejecuta

El 26 de junio del 2012 fue promulgada la Ley Departamental 050, que establece la creación del Centro de Estadísticas de Tarija, con la misión de generar, procesar, analizar y publicar información relevante para la planificación, asignación de recursos, formulación de políticas, plantes, programas y proyectos de inversión en el ámbito público y privado.

A casi una década de la vigencia de la normativa, hasta la fecha no se puso en marcha un centro de esta naturaleza en el departamento.

El País