Gobernador cumplió con la audiencia de rendición pública de cuentas de la gestión 2021

El gobernador del departamento de Tarija, Oscar Montes Barzón, brindó este lunes, de forma presencial y virtual para la población de todo el departamento, su rendición pública de cuentas de la gestión 2021, oportunidad en la que hizo conocer la manera en la que se redujo la deuda de la gobernación, los cambios administrativos realizados y la conciliación de cuentas obtenidas hasta la fecha, además de presentar los objetivos para la gestión 2022.

“Hemos disminuido la deuda en más del 300 %, bajamos de 3 mil millones a mil novecientos la deuda de la institución. Todavía queda pendiente cerca de 900 millones que hay que pagar a la banca, seguiremos haciendo ajustes, lo importante es que el tema financiero está bajo control”.

El Gobernador destacó que existen acuerdos con los alcaldes, subgobernadores, con el Gobierno Regional del Chaco y las principales instituciones con las cuales se hicieron proyectos concurrentes los últimos años y cuyos compromisos no se estaban honrando: “El único factor que no está bajo control son las sentencias judiciales que están saliendo y que son alarmantes. Hay procesos que se han iniciado hace diez años y que hoy están saliendo, pero resulta que las multas son más de lo que se reclamaba originalmente y le están cargando a la gobernación para que honre ese crecimiento de la deuda fruto de negligencia de anteriores autoridades”.

Montes especificó que la gobernación tiene cerca de 500 procesos entre civiles, administrativos, penales y otros, pero habían cerca de 200 millones de bolivianos, de los cuales la mitad se logró resolver con ENDE y se está a la espera de un fideicomiso para seguir cancelando. “Nos preocupa esas sentencias que están saliendo a favor de algunos trabajadores, que se llevan 1 millón de bolivianos, ni un trabajador de Yacimientos (YPFB) en 25 años de trabajo se lleva esa indemnización y aquí se llevan esa indemnización gente que no hacía mucho trabajo”.

Aseguró que se realizará una consulta a la Contraloría General del Estado, porque alguien tiene que defender a la gobernación en esta época de crisis económica, además de encontrarse expuestos a los fallos judiciales que pueden desequilibrar la estabilidad financiera que se logró conseguir.

Por otro lado, Montes se refirió a los cambios de la composición del presupuesto, por ejemplo; el año pasado el 40% de los recursos fue destinado a pagar deudas, ahora solo será el 12%, es así que dentro de los nuevos objetivos de este año, el primer rubro será la inversión, trabajando en salud, educación técnica, cultura, deporte y, lo principal, el desarrollo económico productivo de Tarija.

“Tenemos varias líneas de trabajo, el tema del agua está en primer lugar, caminos, la ciudad del emprendedor, la agricultura y la ganadería, tenemos un plan que en su momento les vamos a dar a conocer de cómo desarrollaremos estos programas”, informó.