Concesión de aeropuertos vence en febrero y Gobierno dilata el tema

El Gobierno todavía no ha definido la situación de la futura administración de los aeropuertos de Bolivia y ha indicado que lo hará recién en febrero. Los trabajadores de Sabsa están preocupados porque su situación laboral es incierta.

  • Logotipo de Sabsa, en el aeropuerto de Cochabamba. | Carlos López
Fuente: Los Tiempos

Pese a que la concesión de Servicios de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa), para administrar los tres principales aeropuertos del país, vence en el 27 de febrero de este año, el Gobierno todavía no ha definido la situación de la futura administración y ha indicado que lo hará recién en febrero, informó el representante de los trabajadores Alfredo Chávez.

La semana pasada el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, y representantes de Sabsa de todo el país se reunieron en La Paz. En la ocasión, los trabajadores solicitaron al Gobierno ampliar la concesión de los aeropuertos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz por 15 años más, tiempo en que se comprometen a generar 300 millones de dólares.

Pero el ministro Montaño informó que el tema todavía no habría sido tratado por el Gabinete de Ministros ni por el Presidente, porque estaban ocupados atendiendo la pandemia, e indicó que se definirá recién en febrero sin precisar fechas, y dijo que convocará a los trabajadores.

En diciembre, el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas, Augusto Valle Varga, indicó que el Gobierno ya debía haber definido esta concesión o haber lanzado una licitación. Lamentó que se defina todo a último momento y espera que la situación no afecte a la aeronavegación comercial.

A un mes de la conclusión de esta concesión, los trabajadores de Sabsa se encuentran preocupados porque su situación laboral es incierta, debido a que, a la fecha, no se amplió la concesión y, mientras ello no suceda, podrían quedarse sin trabajo.

“El Ministro nos dijo que respetaba la estabilidad laboral de los trabajadores de Sabsa, pero no sabemos en qué régimen”, dijo el dirigente.

Chávez indicó que Sabsa no tiene problemas como la disuelta Aasana, pero por otro lado indicó que la institución no tiene 150 millones de bolivianos para pagar indemnización a 830 trabajadores que se quedarían sin trabajo si la concesión termina en febrero y no se amplía.

“No creo que el Gobierno piense abrir otro hueco financiero para pagar indemnizaciones a los trabajadores de Sabsa. En este momento, hacer cambios y querer venir a atropellar a los trabajadores no es recomendable, lo tiene que pensar mucho el Gobierno”, señaló el representante.

El 1 de diciembre de 2021 y tras más de 50 años de funcionamiento, el Gobierno eliminó la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) a cargo de las operaciones aéreas en el país, y creó, mediante el decreto 4630, la Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol). Ahora los trabajadores de Sabsa temen que pase lo mismo con su institución.