Vuelo de exministros Murillo y López fue autorizado desde Presidencia, afirma expersonal de la FAB

¿Quién autorizaba esos vuelos? Fue la consulta a los oficiales y la respuesta también fue rápida: todo salía desde el Ministerio de la Presidencia, la autoridad que comandaba esta cartera estatal era Yerko Nuñez

Salen a la luz nuevo detalles sobre las últimas horas de los exministros Arturo Murillo y Fernando López en territorio nacional. El polémico vuelo del avión FAB-046, en el que se dirigieron hasta la frontera, no fue autorizado desde la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) porque la aeronave pertenece al Grupo Aéreo Presidencial, según detallaron ex oficiales que se desempeñaron en esa unidad que depende del Ministerio de la Presidencia.

“El Grupo Aéreo Presidencial estaba conformado en ese entonces, ahora no sé, por el FAB-001, el FAB-002, el FAB-026 y el FAB-046, además de otros cuatro helicópteros que están destinadas a las autoridades. El avión Jet Stream es un avión ejecutivo, no podría estar a cargo del grupo aéreo de Santa Cruz, ese avión pertenecía al GAP”, graficó uno de los oficiales que trabajó en esa unidad, en contacto telefónico con EL DEBER.

El 5 de noviembre la aeronave FAB-046 realizó un vuelo rumbo a Puerto Suárez con cuatro pasajeros a bordo: Fernando López, Arturo Murillo, Branko Marínkovic y Fernando Sandoval. Pero desde ese aeropuerto fronterizo solo retornaron los dos últimos.

De acuerdo con la explicación de los expertos, el Jet Stream BARE 32 es un avión ejecutivo de fabricación inglesa, con capacidad para nueve pasajeros y hay dos empresas aéreas que trabajan en el país que cuentan con ese modelo en sus respectivas flotas.

Los exfuncionarios del hangar presidencial informaron también que no fueron solo cuatro pasajeros, sino ocho en total, “los manifiestos de vuelo no son exactos, solo se registra a las autoridades que viajan, no a sus acompañantes, ¿acaso usted vio que alguna vez figuraran las acompañantes del presidente Morales en los manifiestos de los vuelos del FAB-001?”, cuestionó el oficial. Y dijo que, para todos los uniformados, este vuelo fue “una misión más” y no un operativo como pretenden hacer ver los políticos.

Su camarada explicó que López tenía asignado un cuerpo de seguridad de 10 miembros -todos militares- comandados por un coronel, y estaban divididos en dos grupos. También aseguró que López nunca viajaba solo, siempre tenía su cuerpo de seguridad y al menos cuatro uniformados viajaban con él a donde fuera. En ese sentido, dijo que es muy probable que los viajeros fueron ocho y no cuatro como menciona el manifiesto de vuelo.

¿Quién autorizaba esos vuelos? Fue la consulta a los oficiales y la respuesta también fue rápida: todo salía desde el Ministerio de la Presidencia, la autoridad que comandaba esta cartera estatal era Yerko Nuñez, quien tendría que haber conocido ese vuelo, porque el FAB-046 estaba asignado al GAP.

Los oficiales de la FAB explicaron que este grupo es una unidad desconcentrada de la FAB y por eso su dependencia es del Ministerio de la Presidencia; la Fuerza Aérea asigna personal, solamente.

Tomado de El Deber