Fue violada por su padre, escapó y volvió para rescatar a su hermanita; la madre era cómplice

La madre era cómplice de los atroces vejámenes.

Una adolescente de 18 años vivió un infierno en su propia casa, durante nueve dolorosos años sufrió abuso sexual, por parte de quien debía protegerla, su propio padre, lo escalofriante es que le contó lo que pasaba a su madre, pero no hizo nada para detener a su pareja.

La madre ignoró por completo los pedidos de ayuda de su hija, dejó y encubrió lo que pasada, guardó silencio sobre los terribles vejámenes. A los 15 años cansada de no ser escuchada, contó lo que pasaba a sus tíos, estos “castigaron” a su padre, pero volvió a la misma casa con su agresor.

“Le hemos pegado ahora ya no te va tocar”, dijeron en aquella ocasión. Luego de esto los abusos fueron más frecuentes. Cuando tuvo la oportunidad escapó de casa, se armó de coraje y este jueves 4 de noviembre fue hasta oficinas de las “Mujeres de Fuego” para pedir ayuda.

“Es la hija del medio y al saber que su hermanita menor de 8 años pasará lo mismo, toma valor y nos busca para que la ayudemos a denunciar (…). Lo más frustrante, al escuchar el relato, es saber que la madre y los familiares sabían de estos abusos y no hicieron nunca nada, más aún la obligaron a callar los vejámenes que sufría y lo corroboró su hermana mayor”, señala el reporte de Mujeres de Fuego.

Las integrantes del colectivo y la víctima denunciaron el hecho en las oficinas de los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM), pero como el procedimiento demoraba mucho decidieron ir hasta la casa de la menor para hacer una vigilia ante el temor de que el padre pueda agredir también a la hermana pequeña.

Después de unas horas la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) llegó hasta el domicilio y arrestó al padre y a la madre. La audiencia de medidas cautelares está prevista para este sábado, 6 de noviembre.

Al ser detenidos padre y madre se escucha el rechazo y repudio: “¿Por qué no han hablado conmigo?, dijo la madre. ¡Para qué! ¡Para que de nuevo trances con tu marido! ¡Malditos! ¡Cochino, asqueroso hombre! ¡Mala madre!”.

Red Uno