Mesa espera que el reino de España también rechace acusaciones de Luis Arce sobre el «golpe»

El líder opositor Carlos Mesa dijo que el gubernamental MAS y Arce de la «destrucción de la institucionalidad democrática».

c-carlos-mesa-391832-9AC6
Carlos Mesa. Foto: Redes Sociales de Mesa

Fuente: ANF

Después que la Unión Europea y el gobierno de Brasil rechazaron las acusaciones del presidente Luis Arce respecto a una presunta participación en el “golpe de Estado; el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, espera que el reino de España también se manifieste en esa línea.

“Celebro que la Unión Europea haya dicho claramente que es totalmente falso, niegan y condenan las declaraciones del presidente Arce, y que lo haya hecho la embajada de Brasil que participó en una reunión preliminar el10 de noviembre. Nos falta escuchar del reino de España, esperemos que lo haga porque ellos también fueron parte de este proceso”, dijo.

La Unión Europea refutó este jueves al presidente de Bolivia, Luis Arce, con firmeza dijo que no participó en el presunto “golpe de Estado” el 2019, en cambio, manifestó que facilitaron reuniones para pacificar el país a la cabeza de la Iglesia Católica y por solicitud explicita del gobierno del presidente Evo Morales.

“La UE rechaza firmemente la acusación formulada por el presidente Luis Arce contra el ex embajador de la UE en Bolivia, alegando que éste participó en ‘la ruptura del orden constitucional’ en el contexto de la crisis política de Bolivia en 2019”, señaló mediante un pronunciamiento.

Le siguió este viernes el gobierno de Brasil, que lamentó que el presidente Arce acuse a su embajador en La Paz de participar de una “ruptura del orden constitucional” durante la crisis de 2019, sin fundamento.

“El Gobierno brasileño lamenta las declaraciones del presidente de Bolivia, hechas en la última semana en una entrevista en Nueva York, y en las que atribuyó, sin fundamento, participación del embajador de Brasil en La Paz en alegada ‘ruptura del orden constitucional’ boliviano”, señala el comunicado, reflejado por medios del país vecino.

Mesa manifestó que estas posiciones marcan la claridad con la que actuó la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), la UE y el gobierno de Brasil, por lo que solo faltaría que se manifieste España. Recordó que en esas reuniones también participaron delegadas del MAS que ahora son parte de la “estúpida” acusación.

“Fuimos convocados todos los que teníamos alguna representación política, empezando por el MAS que participó en todas las reuniones que ahora son parte de la estúpida acusación de un falso golpe de Estado”, reiteró.

Mesa alertó que con su posición el presidente Arce “está poniendo en riesgo las relaciones con la Unión Europea”, que se constituye en uno de los bloques mundiales más importantes en términos de aliados y socios.

El político opositor responsabilizó al gubernamental MAS y al jefe de Estado de “la destrucción de la institucionalidad democrática”, a raíz de sostener el caso “golpe de Estado” y generar a través de la fiscalía y la justicia una serie de citaciones a declarar, detenciones, entre otros.

Manifestó que independientemente de la opinión del gobierno de Jeanine Áñez, este es constitucional, considera “absurda e inaceptable” la “criminalización de establecer una realidad ficticia y absolutamente inventada de los “malos y buenos; de los golpistas y democráticos.

En su cuenta de Twitter expresó su solidaridad con los citados por la Fiscalía para declarar por este caso, Luis Fernando Camacho, actual gobernador cruceño; y los líderes opositores Jorge Quiroga y Samuel Doria Medina.

«En 7 meses el MAS no presentó ni una prueba de golpe y se comprobó la verdad del gigantesco fraude. Hoy lanza una nueva arremetida en su brutal persecución, incluyendo a Camacho, Tuto y Doria Medina en su siniestro plan. Mi solidaridad con ellos y todos los perseguidos por el MAS», escribió.