Asociación No Videntes anuncian medidas de presión en defensa del paquete alimentario

Este miércoles, la Asociación de No Videntes del Gran Chaco, salieron a las calles de la ciudad de Yacuiba, para realizar una marcha de protesta, en rechazo al pedido de la derogación de la ley de paquete alimentario nutricional que es proporcionado a las personas con capacidad diferente, petición que fue solicitada por el  gobernador Oscar Montes.

La entrega de los paquetes alimentarios es una ayuda para ellos, por lo que salieron en una marcha, defendiendo el beneficio que proporciona cada canasta a las personas con capacidad diferente. Esperan que las autoridades puedan escuchar y hacer caso a las demandas ante la situación que atraviesan, por la pandemia del Covi-19, además por la situación en la que viven.

“En una reunión que se tuvo con los asambleístas departamentales que envió el gobernador Oscar Montes, nos enteramos de la derogación de la ley del paquete alimentario, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria de las personas con discapacidad, por esa razón nos declaramos en estado de emergencia para hacer seguimiento hasta que se archive la Ley 105 285 427 y no se toque, para que siga la dotación del paquete alimentario”, expresó uno de los beneficiarios.

Aseguraron que el gobernador departamental mandó que se modifique o elimine la ley del paquete alimentario, pero la Asamblea Departamental rechazó esa solicitud. “Sólo tenemos conocimiento de que se analizará y nos informarán sobre la ley que piden que se modifique, nosotros cómo asociación de no videntes, pedimos al gobernador que se abstenga de eliminar la dotación del paquete alimentario”.

Asimismo, dijeron que las personas de este sector son aproximadamente 165 y las personas con discapacidad de la región son alrededor de 1500 y la ley es para todo el departamento de Tarija.

De acuerdo a la última Ley 427, ley departamental firmada en abril de este año, garantiza 12 paquetes alimentarios nutricionales por un valor no menor a 200 bolivianos por cada mes, en ese contexto, asegura que se debería tomar en cuenta que las personas con discapacidad no cuentan con una fuente laboral que pueda sustentar el paquete que reciben cada mes.

Tomado de El Gran Chaco