Informes sobre Jeanine Áñez para enviar a la CIDH aseguran que recibió 900 visitas y se le practicó 1.162 valoraciones médicas

El detalle del informe permite observar que los responsables de la custodia de la exmandataria anotan absolutamente todo lo que ingresa a la celda de Áñez

Marco Antonio Chuquimia 

oto archivo El Deber: Jeanine Añez escribió una carta desde su encierro en La Paz.

Fuente: El Deber

Los informes sobre las condiciones de encierro de Jeanine Áñez en el penal de Miraflores fueron elaborados en cuatro días con reportes de la dirección de Régimen Penitenciario, principalmente. Estos informes formaron parte de los descargos que presentó el Estado boliviano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El informe del 3 de septiembre realiza una relación de todas las visitas que recibió la exmandataria entre marzo y agosto de este año y contempla las visitas de familiares y amistades, visita de instituciones, visitas de los médicos, visita de los abogados y otras que recibió la exautoridad. Según ese cuadro estadístico, fueron 900 visitas que recibió Áñez en cinco meses de encierro.

Cuatro días después se elaboró otro informe, pues el 7 de septiembre el ministro de Gobierno, Carlos Del Castillo, solicitaba un reporte a la dirección de Régimen Penitenciario sobre cinco preguntas que mandó la Procuraduría General del Estado (PGE).

Los datos

Es en este informe donde Régimen Penitenciario describe todas las supuestas comodidades que tendría la exmandataria. La relación de este informe fue descalificada por los abogados de Áñez.

La CIDH negó a la expresidenta medidas cautelares que solicitó para defenderse en libertad basándose en estos informes.

En el documento, Régimen Penitenciario admite que la salud de Áñez empeoró porque cuando ingresó tenía un cuadro clínico con tres patologías: hipertensión arterial, gastritis y síndrome ansioso depresivo. Mientras que ahora el diagnóstico actual es de cinco patologías: hipertensión arterial sistémica, gastritis crónica, trastorno del sueño, trastorno de estrés agudo y trastorno depresivo moderado reactivo y situacional.

Según el Gobierno se habrían realizado 1.162 valoraciones médicas en 165 días y se tomó el periodo del 20 de marzo al 30 de agosto de este año. El reporte también indica qué tipo de valoración se realizó y quién fue el médico encargado.

La tercera pregunta de la PGE solicita conocer las medidas que se habrían implementado para proteger la salud de la expresidenta y es en este punto que Régimen Penitenciario describe las supuestas comodidades.

El reporte describe 26 ítems de las cosas que tendría Áñez en su celda. La enfermería que tiene el penal está al lado de la celda de la exmandataria y sus elementos fueron anotados como si fueran para ella.

Todos estos reportes fueron incluidos en los argumentos que presentó el Estado a la CIDH cuando se solicitó información sobre las condiciones de reclusión. Lo que significa que las autoridades anotan todo lo que ingresa a la celda de Áñez, la hora y quién está a cargo de la entrega.

Detalle de las supuestas comodidades para Áñez

El detalle señala que Áñez tiene a su disposición “2 ambientes y un baño de uso particular y exclusivo, 2 camas equipadas de 1 ½/2 plazas para PPL y familiar, estufa, caldera eléctrica, escritorio, mesa plegable, radio, televisor de 32 pulgadas con cable, frigobar, lavamanos, botellón de oxígeno de 6 metros cúbicos, botellón de oxígeno de 2 metros cúbicos, monitor desfibrilador, camilla ginecológica, biombo de color verde, 3 cajas de curación, tambor mediano, riñonera grande, collarín cervical, mesa de atención, gradilla metálica, silla plegable, silla de ruedas, botiquín de medicamentos”, dice la nómina.