Diputada pide informe sobre la presencia de Molares en Bolivia; embajador argentino lo niega

Fuente: El Deber
Ivan Alejandro Paredes

Hubo versiones de que el ciudadano argentino Facundo Molares Schoenfeld, quien participó en los conflictos de 2019 en la ciudad de Montero, se encontraría en la ciudad de La Paz. Incluso, la diputada Luisa Nayar, de Comunidad Ciudadana (CC), solicitó al Ministerio de Gobierno el informe migratorio del extranjero. Mientras, el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, negó que Molares se encuentre en territorio boliviano y menos trabajando en alguna repartición diplomática de su país en suelo nacional.

Molares participó en 2019 en los hechos violentos de Montero. En esa ciudad varias personas se sumaron al paro cívico y fueron atacados por gente armada afín al MAS. Producto de este hecho los ciudadanos Marcelo Terrazas y Mario Salvatierra perdieron la vida por impactos de bala.

El ciudadano argentino, a quien vincularon con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), admitió que estaba presente el día de la violencia en Montero. En esa parte del conflicto, el 30 de octubre, Evo Morales todavía era presidente de Bolivia.

“Yo estuve en el puente, lo del puente fueron tres días de lucha en diferentes formas. Yo participé ese día y muy activamente. Participé en una guerra, creo que participé en dos, y tuve la desgracia de unirme y estar muy cercano en la guerra también. Entonces, conozco el sufrimiento”, dijo Molares en su declaración tras ser arrestado herido, mientras recibía asistencia médica, los primeros días de noviembre de 2019. Luego de que Luis Arce asumiera el poder, el argentino fue liberado y retornó a su país, según una nota de la Cancillería de la vecina nación.

La diputada Luisa Nayar (CC) denunció que Molares regresó a Bolivia y cuestionó que el Gobierno acepte el ingreso de una persona con antecedentes penales.

La petición de Nayar

“Al ser Facundo Molares uno de los organizadores de los grupos paramilitares en Bolivia, durante los conflictos del 2019, eso nos preocupa, porque nos encontramos nuevamente en una situación de crisis y conflicto y no queremos que vuelvan a ocurrir los hechos de violencia, más aún si se encuentran personas como el señor Molares en las calles”, afirmó la diputada Nayar.

La legisladora envió una petición de informe escrito al Ministerio de Gobierno -a través de la Cámara de Diputados- para verificar si Molares está en suelo boliviano. Son cinco preguntas. La primera solicita el flujo migratorio de Molares. Las demás piden el lugar de residencia del ciudadano argentino e incluso solicita si el extranjero compró algún inmueble.

El embajador Basteiro calificó como un “delirio absoluto” la solicitud de Nayar y negó que Molares se encuentre en territorio boliviano. Incluso, el diplomático descartó que su compatriota esté trabajando en la embajada o algún consulado en Bolivia.

Facundo Molares no trabaja en ningún consulado de ningún país ni reside en La Paz ni en ninguna ciudad de Bolivia. Sí (radica) en Argentina.
La señora diputada (Nayar) al hacer esas conjeturas maliciosas, por estar Facundo Molares incluido en un antiguo padrón electoral, no solo sorprende por lo temeraria de su afirmación, sino también causa risa”, afirmó Basteiro en contacto con EL DEBER.

El diplomático insistió en que Molares radica en Argentina y cuestionó que haya personas que dijeron que el extranjero regresó a Bolivia para trabajar en oficinas diplomáticas de su país. “Estas acusaciones son un delirio absoluto, lo cual es grave, mucho más grave, que se diga una mentira sabiendo que lo que dicen es falso. Lo cual sería repudiable”, dijo.

Nayar, en contacto con este medio ayer, ratificó que tiene datos de la presencia de Molares en Bolivia y señaló que hay un margen de diez días para que el Ministerio de Gobierno responda a su petición de informe escrito.

Mientras, el diputado Juanito Angulo (MAS) lamentó que sus colegas de oposición aseguren hechos que no son confirmados y dijo que se debe esperar la respuesta del Ministerio de Gobierno para “oficializar” que Molares no está en Bolivia. “Están en su derecho (los legisladores de oposición) de solicitar información. Pero antes de recibir una respuesta están asegurando hechos”, dijo.