7 de 10 niñas en Bolivia sintieron acoso en línea en algún momento de su vida, según estudio

7 de cada 10 niñas en Bolivia manifestó que sintió acoso en línea en algún momento de su vida, según el Estudio Conectadas y Seguras (2021) del Plan International Bolivia.

El informe señala que la misma cantidad refiere que piensa dos veces antes de expresar sus opiniones en línea por temor a ser víctimas de violencia o juzgadas.

Por un lado, las niñas y mujeres enfrentan situaciones de violencia a diario en Bolivia.

Cada 15 minutos se reporta un nuevo caso; a través del estudio se identificó que el tipo deviolencia más frecuente reconocida por las niñas de Bolivia es la psicológica (87%) y la segunda más recurrente es la física (43%).

Por otro lado, 6 de cada 10 niñas creyeron alguna noticia falsa y fueron víctimas de la desinformación en línea y esto provoca que ellas sientan ansiedad e inseguridad, señala el reporte.

Este estudio se contactó a más de 1.050 niñas del país -44% del área rural (Altiplano paceño, Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija) y 56% del área urbana (a nivel nacional)- para identificar sus percepciones sobre la violencia contra las niñas, acoso digital y desinformación en línea.

Niñas, adolescentes y jóvenes entre los 12 y 26 años compartieron sus percepciones y experiencias propias, lo cual develó que ellas enfrentan estas problemáticas diariamente y, en muchas ocasiones, de forma silenciosa e invisible.

Acoso digital

Según el estudio, en el país, la mayor parte de las niñas que participó de la encuesta fue víctima de acoso digital en algún momento de su vida, esto deriva en inseguridades para manifestar sus opiniones y hacer escuchar su voz en entornos digitales.

A través del estudio se identificó que cuando ellas sufren violencia digital, acuden a sus amigas para pedir apoyo; solo 4 de cada mil niñas denunciaron algún hecho de violencia digital con la Policía o Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

Emma Donlan, directora País de Plan International Bolivia aseveró que “el acoso va desde el menosprecio de sus opiniones hasta amenazas violentas, así como el envío de imágenes no deseadas con contenido sexual. Al igual que el acoso callejero, es violento, suele provocar daños psicológicos y también físicos”.

Durante la pandemia por Covid-19 muchas actividades se trasladaron a entornos virtuales. Las niñas y jóvenes se encuentran más conectadas debido a la educación en línea y la interacción digital, aunque hay quienes no tienen las posibilidades de acceder a un celular inteligente o computador e internet para pasar clases virtuales–.

El Estudio Conectadas y Seguras revela que 6 de cada 10 niñas creyeron alguna noticia falsa y fueron víctimas de la desinformación en línea, 1 de cada 4 sintió ansiedad al darse cuenta que recibió una noticia falsa.

Asimismo, 8 de cada 10 niñas vieron a alguna mujer líder ser atacada con rumores, desinformación o noticias falsas desacreditándola, lo cual provoca que de 1 de cada 4 niñas manifieste que le quitaron seguridad para compartir lo que piensa, al ver que las mujeres son víctimas de violencia digital y 1 de cada 5 niñas dejó de opinar sobre asuntos políticos o de la realidad del país.

En ese sentido, María Guadalupe de 17 años y lideresa que forma parte de los proyectos de Plan International Bolivia, dijo que “la desinformación está relacionada con la difamación, implica contar una mentira sobre las personas y pisotear su integridad. El peligro es que la desinformación en redes sociales se propaga muy rápido y esto es muy dañino para las personas”.

Violencia contra las niñas

La situación de violencia de género en Bolivia es crítica y las niñas enfrentan esta realidad a diario. Cada 15 minutos una niña o mujer es víctima de algún tipo de violencia.

Según la Fiscalía General del Estado, hasta inicios de agosto de este año se reportaron 24.222 casos de violencia, esto quiere decir que cada día 110 mujeres o niñas reportan una situación de este tipo.

7 de cada 10 niñas que participaron en el Estudio Conectadas y Seguras afirman que fueron víctimas de violencia de género y 6 de cada 10 desconoce la ruta de denuncia en caso de sufrir violencia; en ese sentido, solo 1 de cada 10 denunció que fue víctima de violencia.

Adicionalmente, la violencia más frecuente reconocida por las niñas de Bolivia es la psicológica (87%) y la segunda es la física (43%).