Juan Antonio Morales: “El informe anual del FMI recomienda desmantelar el déficit gradualmente”

En un nuevo episodio del espacio digital “De Frente con Oscar Ortiz”, Juan Antonio Morales habló sobre la relevancia del informe anual del FMI referente a la economía boliviana, los principales problemas señalados y las recomendaciones de política económica presentadas.

Fuente: Publico.bo

Morales se formó como economista en la Universidad Católica de Lovaina, donde también obtuvo la maestría y el doctorado en ciencias económicas. Ha sido presidente del Banco Central de Bolivia y es miembro de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas. Es docente en la Universidad Católica Boliviana y profesor invitado en prestigiosas universidades de Estados Unidos, América Latina y Europa.

“El informe del artículo cuarto del FMI es sobre todo un examen de la situación macroeconómica, aunque va más allá. Es un informe valioso y detallado, con mucha información y análisis pertinentes”, señaló.

Entre los puntos principales, destacó las recomendaciones hechas ante los principales riesgos de la economía boliviana, sugerencias que “no representan un compromiso contractual con los países”. Morales señaló la preocupación por el déficit fiscal, que este año seguirá siendo muy alto, ante lo cual los técnicos del FMI “proponen que el déficit se vaya desmantelando gradualmente una vez que esté controlada la pandemia, hasta llegar a un déficit primario de 2% del PIB en el 2026”.

“En la parte medular, el informe recomienda no aflojar el esfuerzo de vacunación, mantener el ritmo y llegar a las metas propuestas. También aconseja no reducir el gasto en salud y educación, consolidar los logros en reducción de la pobreza y desmantelar las restricciones a las exportaciones, particularmente de granos, que afectan al departamento de Santa Cruz”, indicó.

El economista dijo que otro punto importante es el referido a orientar la política monetaria y cambiaria a un sistema de metas de inflación, que llevaría a una mayor flexibilidad en el tipo de cambio. “Es algo que exige una preparación cuidadosa y que no puede ser inmediato, hay que ir progresivamente. Para eso se requiere una gran dosis de credibilidad de la política monetaria, con mucha capacidad de análisis y de proyecciones en el BCB, y la comunicación con el público es sumamente importante”, precisó.

“El informe plantea medidas para un saneamiento de las cuentas fiscales de manera gradual. En materia de ingresos, recomienda un impuesto progresivo a la renta de las personas y para los gobiernos locales aconseja aumentar la recaudación en tributos sobre los bienes raíces. Políticamente, estas medidas son muy difíciles de aplicar. En materia de gastos, se propone establecer un techo a los gastos salariales del sector público, levantar los subsidios a los combustibles y revisar la gobernanza de las empresas públicas”, detalló.

Morales agregó que los técnicos del FMI han advertido sobre “tareas impuestas al sector financiero que afectan su rentabilidad, como el poner cuotas por sector de destino de los créditos”.

“También llamaron la atención sobre la extensión del sector informal, que abarca a 8 de cada 10 empleos, recomendando evitar que la situación se agrave”, concluyó.

En el cierre, Oscar Ortiz dijo que el documento del FMI es “una gran fuente de información, que contribuye al debate de las políticas económicas y a sistematizar los principales desafíos, como llevar el déficit fiscal a un nivel sostenible y avanzar hacia una política más abierta al desarrollo del sector exportador de Bolivia”.