Experto: Variante Delta se propaga más rápido y es resistente a la inmunidad generada por vacunas

El especialista explicó que esa variante es cinco o seis veces más contagiosa que el virus original que atacó a Bolivia en la primera y segunda ola. 

  • Un punto de vacunación en Cochabamba. FOTO archivo | José Rocha

Roger Carvajal, miembro del Comité Científico de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), alertó sobre el riesgo que existe con la posible llegada de la variante Delta, que se originó en India. El especialista explicó que esa variante es cinco o seis veces más contagiosa que el virus original que atacó a Bolivia en la primera y segunda ola.

«La variante se disemina 2.5 veces más rápido que la variante inglesa, y la inglesa se difunde 2 veces más rápido que la original, entonces está (la Delta) sería casi 5 o 6 veces más fuerte su capacidad de diseminación», sostuvo.

Además, según el especialista, es recistente a la inmunidad que generan algunas vacunas. El científico informó que algunos países que decidieron levantar las medidas de bioseguridad, por el brote de la variante Delta están volviendo a exigir el uso del barbijo, el distanciamiento y demás.

Un estudio realizado en Inglaterra, donde ya está la variante Delta, establece que el 12% de los que contraen el virus llegan a hospitales con cuadros de salud complicados, advirtió Carvajal.

La variante Delta prácticamente va acechando al país, puesto que ya fueron detectados casos en Argentina y Chile.

De acuerdo con el especialista, es difícil detectar a la variante Delta «porque hay que hacer toda una estructura de secuenciamiento con esta secuencia genoma del virus, entonces requiere de tecnología».

Síntomas «Según datos clínicos, los síntomas pueden ser muy variados en la gente que se va enfermar, pero puede aparecer síntomas más severos en la gente, que aparecen entre 3 a 4 días, lo que antes era entre 10 y 12 días», explicó.

¿Cómo nos preparamos? Según el científico, el Gobierno debe tener mucha firmeza para exigir el cumplimento de las medidas de bioseguridad.

Debe implementar más camas de terapias intensivas, porque si llega la variante Delta muchos pacientes necesitarán internación.

Las autoridades también deben gestionar la instalación de plantas de oxígeno.

Finalmente, la población debe seguir manteniendo las medidas de bioseguridad por su seguridad y la de los que lo rodean.