Policía y su cuñado caen con 22 turriles de precursores

Fuente: paginasiete.bo

Carlos Quisbert  / La Pa

El capitán de la Policía Jaime Fernández y su cuñado  Iver Junior (civil) fueron capturados y enviados al penal de Palmasola, imputados por tráfico de sustancias controladas, informó el fiscal Freddy Guzmán. Ambos procesados fueron interceptados cuando trasladaban, en un camión, 22 turriles de precursores, que se presumen estaban destinados a la elaboración de cocaína.

El vehículo, con sus dos ocupantes, fue interceptado en el puesto de control aduanero de Abapó, en la carretera de Yacuiba a  Santa Cruz. Un reporte extraoficial señaló que la carga no era de 22 sino de 66 turriles, pero que éstos no fueron reportados.

Sobre ese punto, el fiscal Guzmán explicó que se citó a tres personas, dos oficiales de la Policía y un funcionario aduanero, quienes   realizaron la acción directa para comisar el camión y dieron parte a los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), para esclarecer esa versión.

El informe señala que los turriles contenían acetato de etilo, sustancia que es usada para la cristalización de la cocaína. Los dos detenidos se acogieron a su derecho al silencio y no acreditaron ningún tipo de permiso de comercialización o el origen y destino de estos precursores.

“En la requisa que se hizo al vehículo no se halló ninguna autorización de venta. Es más, los códigos de barra de los turriles estaban borroneados con un objeto metálico, otros estaban pintados con otra pintura. Esto lo hicieron para encubrir dónde compraron este material, porque estos químicos son vendidos con precintos especiales de las empresas que las venden”, afirmó Guzmán.

El capitán Fernández servía en el comando departamental.