C-A cree que el TED demora el envío de las observaciones al TSE

La agrupación cuestiona el proceder de los vocales departamentales y asegura que el proceso cuenta con muchos “errores y horrores” que ponen en tela de juicio la trasparencia

C-A cuestiona las irregularidades cometidas durante el cómputo electoral. Foto: Internet

Fuente: El Deber
Juan Manuel Ijurko

El lunes presentaron seis recursos de nulidad que involucran a 478 actas y hasta la noche de este jueves, el Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz no había documentado el envío de las actas impugnadas a La Paz. En palabras del asesor jurídico y delegado ante el órgano electoral de Comunidad Ciudadana Autonomías por Bolivia (C-A), Marcelo Vidaurre, “están obstaculizando” el proceso electoral.

La denuncia de Vidaurre incluye una serie de «evidencias» que se han suscitado durante el periodo del cómputo. “La primera- comenta- es la demora de casi 24 horas para iniciar la labor de cómputo”.

Según el abogado, “se han cometido errores y horrores sin detenerse a pensar”. La cantidad de irregularidades observadas le permite concluir que “les quedó grande la elección”, en referencia a los vocales.

C-A presentó diversas observaciones a las actas durante el trabajo de los delegados en la mesa de juzgamiento. En esta etapa del cómputo, los vocales del TED revisan las actas junto a los delegados de los partidos políticos para constatar que las sumas y los datos de las actas estén correctamente contabilizados.

Al no sentirse escuchados, Vidaurre señala que presentaron un memorial por escrito alegando la inadecuada intervención en las mesas. A raíz de la respuesta emitida por el TED, C-A determinó plantear los recursos de nulidad para que los mismos sean resueltos en La Paz.

C-A aguarda la información oficial del envío de los recursos y las actas correspondientes para que sea debatido en sala plena del TSE.

El procedimiento dispone que la sala plena del TSE tiene un plazo de 24 horas para resolver el recurso “una vez tenga conocimiento” del caso. Para ello, C-A insiste en conocer cuándo se pronunciará al respecto.

Saúl Paniagua, presidente del TED Santa Cruz, manifiesta que ya ha sido remitida la observación; sin embargo, el delegado ante la corte, Darío Monasterio asegura desconocer dicha información a pesar de que solicitó las copias de la documentación de envío.

Las quejas de C-A se amplían también a la actitud de los vocales durante el proceso de cómputo. Vidaurre dice que “no hay un trabajo de equipo, de profesionales que trabajen en un mismo fin”.

Después de una semana de trabajo en las mesas de juzgamiento de actas, el abogado de C-A lamenta el comportamiento individualista de cada vocal. “Parecían interesados en rescatarse a sí mismos”, comenta.

Para la agrupación que postula a Gary Áñez, el patrón de trabajo aislado, sin el consenso entre los pares resta transparencia y orden al proceso.

Vidaurre profundiza en sus denuncias y devela que los vocales incurrieron en una falta tipificada como gravísima en la Ley Electoral 018, pues  abandonaron las mesas de juzgamiento y dejaron a personal subalterno para que revisen las actas. En este sentido el letrado recuerda que la ley sanciona la delegación de funciones al personal subalterno.

Ante las constantes irregularidades observadas, y después de casi cinco días de trabajo en el centro de cómputo, C-A decidió retirar a sus delegados “porque no estábamos dispuestos a participar en un show que no estaba bien hecho”, indica el asesor jurídico.