El Gobierno Regional envía una brigada de ayuda a las comunidades inundadas

Por instrucción del ejecutivo José Quecaña, el Gobierno Regional habilitó una brigada de emergencia para coadyuvar con las labores que realiza Gobierno Municipal en las comunidades afectadas por las inundaciones, causadas por las lluvias torrenciales que azotaron Yacuiba en los últimos días.

“Hemos instruido a nuestro personal desplegarse a los lugares afectados para coadyuvar la labor correspondiente del Municipio, actualmente ya están trabajando en el lugar. Ante todo nuestra solidaridad a las familias de las comunidades que fueron afectadas por la riada”, enfatizó la autoridad.

La brigada de la institución gubernamental es un equipo con conocimiento en el área que está a disposición de contribuir con las labores de auxilio a los afectados, trabajando de forma coordinada con las demás instituciones competentes.

El gobernador José Quecaña, manifestó su predisposición de trabajar en conjunto con otras instituciones, con la prioridad de brindar asistencia a las familias afectadas. “Vamos a coadyuvar en lo que podamos por esta situación de la naturaleza que nos puso en emergencia el día de hoy”, acotó.

Por otra parte, Quecaña recalcó que la falta de un drenaje pluvial es evidente, pero el Gobierno Regional no puede ejecutar el proyecto porque actualmente está siendo investigado por las autoridades judiciales y se debe esperar el fallo.

La licitación del proyecto fue realizada en la gestión de exejecutivo seccional Marcial Rengifo. En ese entonces, la falta de un estudio actualizado provocó que la obra no pueda realizarse y por un descuido de las autoridades la boleta de garantía se venció, librando de responsabilidades a la empresa contratista.

La Contraloría General del Estado realizó una auditoria y concluyó que la institución sufrió una pérdida de más de 13 millones de bolivianos, por lo que inició un proceso en contra de las autoridades responsables.

El ejecutivo regional dijo que trató de realizar las gestiones para agilizar el proceso, porque las lluvias torrenciales cada vez provocan daños a la población de Yacuiba.