La autoridad arremetió contra sus antecesores Quecaña revela que manejó cerca de Bs 1.100 MM y asegura que la mayoría se fue a deudas

El gobernador regional sostuvo que “solo” se deja Bs 100 MM de deuda y varias obras para el próximo ejecutivo. Además, deja la misión de una reestructuración para garantizar la autonomía.
El gobernador del Gran Chaco, José Quecaña, reveló ayer que en su gestión manejó cerca de Bs 1.100 y que gran parte de esos recursos cubrieron deudas de la administración de su antecesor, quien recibió más del doble de esos fondos. Aseguró que deja varias obras y una deuda reducida a la próxima autoridad.
“En mi gestión he manejado cerca de 1.100 millones bolivianos y 600 millones fueron destinados a pagar deudas y el resto se ha ido al pago de otras deudas también y a la transferencia para el gobierno municipal y a convenios que hemos logrado. Otro monto también se asignó para las canastas y otros”, detalló brevemente Quecaña tras ser consultado sobre los recursos y su manejo administrativo.
PUBLICIDAD
Quecaña, del Movimiento Al Socialismo (MAS), fue elegido subgobernador de Yacuiba en las elecciones subnacionales de 2015, pero en 2017 asumió como gobernador regional del Chaco, tras la promulgación de la Ley Transitoria para designar a la Máxima Autoridad Ejecutiva, relacionada a la autonomía regional, y el consenso con los subgobernadores y asambleístas de Villa Montes y Caraparí.
El ejecutivo aseguró que en los cinco años que lleva de autoridad se dedicó a “pagar grandes deudas” y a gestionar recursos externos para más obras en el Chaco, aprovechando su “amistad” con el expresidente Evo Morales. “Hicimos nuestras obras con plata de afuera, por mi amistad con Evo, por eso es importante tener un gobierno amigo, eso es lo que yo he hecho, si a Quecaña lo procesan el día de mañana, tienen que procesar a Evo y Quecaña”.
Aseguró que su gestión recibió montos mucho más bajos que su antecesor, Marcial Rengifo, quien también ganó con la sigla del MAS y que se desmarcó del partido en el último año. Quecaña detalló que el Chaco recibió Bs 163 millones en 2010; Bs 307 millones en 2011; Bs 472 millones en 2012; Bs 571 millones en 2013; Bs 588 millones en 2014; y Bs 402 millones en 2015, año en que asumió el cargo.
“Pero el año que ingresamos dejaron 100 millones de bolivianos porque ya se lo habían gastado. Si sumamos todo esto, son 2.500 millones de bolivianos y con eso se hubieran hecho grandes obras, ¿ dónde está toda esa plata?”, cuestionó el gobernador regional.
Citó como ejemplo que 10 represas cuestan Bs 500 millones; un hospital de tercer nivel equipados cuesta entre Bs 70 y 100 millones, un drenaje pluvial requiere Bs 30 millones. “Con ese dinero hubiéramos asfaltado toda Yacuiba”, aseguró.
Cuestionó que la anterior administración, además de recibir grandes montos de dinero, dejó cuantiosas deudas. Mencionó que entre ellas están Bs 35 millones a la universidad, Bs 35,5 millones al hospital, deudas de caminos y sin dar mayores detalles sumó un total de Bs 700 millones de adeudo.
“Hemos pagado 600 millones de bolivianos de toda esa deuda. Para la próxima autoridad estamos dejando 100 millones de deuda y todas las obras que hizo mi gestión para el Chaco, hablamos del matadero, el mercado, la represa de Itabicua, la terminal, la doble vía, el tecnológico de Caraparí, la represa de Villa Montes, Chimeo, todas esas obras son concurrentes”, señaló el gobernador saliente.
Sostuvo que un desafío para la siguiente administración es la reestructuración del gobierno regional para garantizar la autonomía. “Somos una región autónoma y seguimos pidiendo plata y permiso a Tarija y La Paz, eso debe cambiar”.
Foto: José Quecaña durante una conferencia de prensa.