Ministerio de Salud tiene un informe lapidario sobre los clubes y sus protocolos

Fuente: lostiempos.com

El Ministerio de Salud tiene en su poder un informe lapidario en contra de la mayoría de los clubes de la División Profesional que incumplieron los protocolos de seguridad para evitar el contagio de la Covid-19, durante la disputa de la parte final del torneo Apertura 2020, que se disputó en diciembre pasado.

El documento que está en poder de las autoridades sanitarias revela, por ejemplo, que las instituciones fallaron al “no disponer de suficiente personal para controlar al público, que se incumplió con la dotación de trajes de bioseguridad para el personal médico, se vendieron más entradas de las que estaban permitidas y no cumplieron con la venta de entradas por internet”.

Las observaciones también van dirigidas a los dirigentes de los distintos equipos y de los jugadores que no eran convocados en cada fecha y a los que se los vio “por las zonas de riesgo sin barbijos e incumpliendo el distanciamiento” que estaba normado en el protocolo que debían cumplir las entidades en cada jornada.

Otra de las indagaciones que se hizo por los supervisores se refiere a la pelea que existía en los escenarios por el ingreso a tribunas de personas mayores de 65 años y niños menores de 10. Se comprobó que en muchos casos los dejaron ingresar a los distintos estadios en contra de la reglamentación.

Con estos antecedentes, es un hecho que el Ministerio de Salud decida que si el fútbol arranca en febrero sea con “aforo cero”, tal como adelantó Ramiro Narváez, director del Sedes de La Paz.

Clubes deben tener permisos

Al igual que el año pasado, los 16 clubes de la División Profesional deberán tramitar nuevamente ante las autoridades la licencia que les permita tener los protocolos aprobados para que puedan entrenar con todas las medidas de bioseguridad ante el rebrote del coronavirus que vive el país. Los encargados de hacer cumplir los protocolos serán el Ministerio de Salud y el COED.

“Tiene que haber un control riguroso, con concentraciones cerradas, con encapsulamiento, controles médicos y pruebas cada 15 días, eso está en el protocolo de bioseguridad que tiene el fútbol y eso se debe cumplir estrictamente. El problema es que no se respeta y por eso aparecen tantos jugadores infectados”, sugirió Narváez.

A fin de año se produjo el mayor foco de infección

Los últimos 10 días del año pasado fueron “el mayor foco de infección” que existió en los distintos clubes de la División Profesional, de acuerdo con los informes y observaciones que realizan las autoridades sanitarias. En la parte final del torneo se observó que en varios estadios no se cumplía “con el distanciamiento de los hinchas en las tribunas”.

Existe casi seguridad de que varios jugadores de Oriente Petrolero y Nacional Potosí jugaron las últimas dos jornadas infectados y con el riesgo de haber contagiado a sus ocasionales rivales. Para la última fecha, que se realizó el 31 de diciembre, Oriente trajo a la sede de gobierno un equipo remozado debido a que al menos 10 de sus jugadores titulares habían dado positivo al control de la Covid-19. Pero queda la duda de que ya habrían estado contagiados en una fecha anterior.