Decreto instituye la «Imagen Gobierno» y el Manual de Identidad

«La Imagen Gobierno está construida con íconos representativos que resumen la riqueza de los textiles de las cuatro regiones de Bolivia: Altiplano, Valles, Amazonía, Chaco», indica el Manual de Identidad Imagen Gobierno, adjunto al Decreto aprobado.

Fuente: ABI

El Gobierno aprobó el miércoles el Decreto Supremo número 4445 por el cual se instituye la “Imagen Gobierno” y se aprueba el Manual de Identidad Imagen Gobierno.

Se instituye la “Imagen Gobierno” en el Órgano Ejecutivo del nivel central del Estado a fin de establecer la identidad visual gubernamental.

«La Imagen Gobierno está construida con íconos representativos que resumen la riqueza de los textiles de las cuatro regiones de Bolivia: Altiplano, Valles, Amazonía, Chaco», indica el Manual de Identidad Imagen Gobierno, adjunto al Decreto aprobado.

«Están distribuidos en 24 texturas, colores y símbolos con una composición coherente de los tejidos por región para dotar a la Imagen Gobierno toda su fuerza expresiva, integradora representativa y auténtica», se agrega en el Manual de Identidad.

El Decreto establece que el uso de la “Imagen Gobierno” y la aplicación del Manual de Identidad Imagen Gobierno, es obligatorio para Ministerios y Viceministerios de Estado, instituciones públicas desconcentradas, descentralizadas y autárquicas del Órgano Ejecutivo del nivel central del Estado; empresas públicas del nivel central del Estado y aquellas que cuenten con participación accionaria mayoritaria del Estado; autoridades de Fiscalización y Control Social, así como otras autoridades de regulación del nivel central del Estado.

Las entidades e instituciones –agrega la norma- deben implementar las imágenes y logotipos de la “Imagen Gobierno”, a partir de la publicación del Decreto Supremo. Sin embargo, se establece que de manera excepcional en aquellos casos donde se tenga la papelería impresa y otros, la implementación será progresiva dentro del plazo máximo de tres meses.

El instrumento jurídico deja en claro que «la aplicación del presente Decreto Supremo no representará recursos adicionales del Tesoro General de la Nación – TGN».