Médicos se declaran en emergencia, exigen renovar 500 contratos

Imagen ilustrativa tomada de internet

Fuente: Erbol

El secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública de La Paz (Sirmes), Fernando Romero, informó que el sector de salud se declaró en estado de emergencia ante el despido de 500 profesionales en salud que lucharon en primera línea contra la propagación del coronavirus en la Sede de Gobierno.

“Queremos expresar nuestra enorme preocupación dado que se han terminado contratos de más de 6.400 colegas en todo el país que estaban luchando contra el coronavirus”, manifestó al explicar que solo en el caso de La Paz hay 500 profesionales que fueron despedidos en las últimas horas.

Explicó que hoy domingo los centros de salud y hospitales de La Paz están colapsados de tanto paciente y los laboratorios no dan abasto. Romero sostuvo que las unidades de terapias intensivas, salas de internación y los centros de salud están sin personal.

“Es un momento duro para el departamento de La Paz, estamos en estado de emergencia exigiendo inmediatamente los 500 contratos que deben ser mantenidos y darle continuidad”, manifestó.

Advirtió que no se puede quitar personal en este momento tan duro de la pandemia y exigió al gobierno la dotación de un millón de dosis de vacunas para el personal médico, porque la llegada de la vacuna para marzo será muy tarde, debido a que, para crear inmunidad, la vacuna necesita un tiempo de cuatro a seis semanas.

Sostuvo que la segunda ola de la pandemia hasta junio habrá causado un desastre por la mortalidad y los enfermos en la población vulnerable. “Estamos exigiendo un millón de dosis de manera urgente porque en marzo ya no sirve, hagan todo lo posible, porque de otra manera se viene un desastre”, señaló.

Explicó que actualmente hay enfermos terminales ya sin atención médica y dijo que no encuentran una explicación de parte del gobierno para prescindir de intensivistas, cardiólogos, neumólogos y personal experto para detener la pandemia con atención en primera instancia.

“Esperamos que cumplan su compromiso de renovar los contratos y no descartamos asumir presiones necesarias, porque hace varias semanas venimos advirtiendo la conclusión de estos contratos que debilita el sistema nacional de salud”, afirmó.