El Gobierno, a través del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, espera recaudar casi Bs 1.000 millones con la aplicación del Impuesto a las Grandes Fortunas y con el Régimen de Reintegro en Efectivo del Impuesto al Valor Agregado (Re-IVA).

Los dos proyectos de ley que viabilizarán estas medidas, y que formaron parte de la oferta electoral del Movimiento Al Socialismo (MAS) en las pasadas elecciones del 18 de octubre, son tratados actualmente en el pleno de la Cámara de Diputados. Se espera que ambas normas sean aprobadas hasta la próxima semana.

Con la creación del Impuesto a las Grandes Fortunas, el Ejecutivo espera una recaudación potencial de Bs 105,35 millones y con el Re-IVA, Bs 807 millones, según se establece en los dos proyectos de ley.

Según la propuesta de ley del Re-IVA, esta medida contribuirá con la facturación, además de mejorar el ingreso fiscal e incentivar la formalización. Esto quiere decir que el Estado obtendrá mayores ingresos por el IVA a través de las compras en los comercios formales.

El Proyecto de Ley 033/2020-2021 establece un impuesto a las grandes fortunas en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, que se aplicará a la fortuna acumulada de más de Bs 30 millones, de las personas naturales. La recaudación de este impuesto será destinada íntegramente al Tesoro General de la Nación (TGN)

“La fortuna de las personas naturales está comprendida de manera enunciativa y no limitativa por los bienes inmuebles, muebles, bienes suntuarios, activos financieros, derechos, dinero y todo otro bien material o inmaterial, con valor económico de los cuales, sea titular o esté en posesión de ellos”, señala el proyecto.

Los sujetos pasivos del impuesto son las personas naturales residentes en Bolivia, con fortuna situada o colocada en el territorio nacional y en el exterior. Además, se inscriben las personas naturales no residentes en Bolivia, que tengan fortuna situadas o colocadas en el territorio boliviano.

En cuanto al Re-IVA, la medida está dirigida a las personas que tengan un ingreso mensual de hasta Bs 9.000 y el porcentaje de devolución de dicho tributo será de un 5% de las compras acumuladas. Por ejemplo, si una persona realiza compras por Bs 5.000, el Estado le devolverá Bs 250. Los plazos de devolución están sujetos a la reglamentación de la ley.

Asimismo, el proyecto de ley indica que los recursos para el reintegro serán obtenidos de la recaudación del IVA, en un porcentaje de hasta un 4%, aplicado antes de la distribución a todas las entidades beneficiarias de este impuesto.