Luto en Yapacaní: una joven embarazada es asesinada frente a su hijo de 4 años y el cuerpo de otra mujer es hallado en un río

El menor identificó a la expareja de su madre como el autor del feminicidio. El cuerpo de la otra fallecida aún no ha sido identificado.

A dos días de que el mundo conmemorara el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y enviara mensajes de concienciación para evitar que más vidas se apaguen, dos mujeres aparecieron muertas en Yapacaní. Un caso es el causa mayor consternación e indignación por los niveles de violencia ejercida y porque el crimen fue perpetrado en presencia de un niño de cuatro años, hijo de la víctima que tenía seis meses de gestación.

Cuando los agentes de la Policía de Yapacaní acudían a Campo Víbora -una comunidad distante a 60 kilómetros del área urbana de este municipio, ubicado al norte de Santa Cruz- tras haber sido alertados de que en un río de esa zona se encontraba el cuerpo semidesnudo de una joven mujer, recibieron otra llamada telefónica que daba cuenta de que en el barrio Bibosi, otra joven mujer yacía muerta en la ducha de su casa.

El comandante de la Policía, Marcelo Pacheco, señala que el cuerpo de la mujer hallada en Campo Víbora hasta el momento no ha sido identificada. Se calcula que tiene 20 años de edad y se investiga las causas de su muerte.

«El niño lo vio todo»

Génesis Espada fue asesinada cuando se duchaba en la casa de su padre. Decidió volver al hogar paterno para alejarse de su pareja, con la que había convivido hasta hace poco y quien terminó quitándole la vida. Pero, la noche del jueves, no solo se apagó la vida de Genésis, sino también la de su bebé de seis meses que llevaba en su vientre.

«El niño lo vio todo. Dice que un hombre salió del monte cuando ella estaba en la ducha, entró a la casa y le pegó», le cuenta la hermana de la víctima a la corresponsal de EL DEBER en Yapacaní, Soledad Prado. Por este relato es que se sabe que el agresor la sorprendió cuando la joven madre, de 20 años, se encontraba en la ducha. La estranguló en presencia de su hijo de cuatro años.

El menor permaneció allí hasta el retorno, a las 20:00, de su abuelo. «Llegué y encontré a mi nieto solito. Él me dijo: ‘mi mamá está en el baño’. Fui a verla y allí estaba mi hija (muerta)», dice entre sollozos.

l padre de Génesis al momento de retirar el cuerpo de su hija de la morgue. Foto: Soledad Prado

 

Feminicidio e infanticidio

“Se trata de un feminicidio», sostiene el fiscal Walter Cisneros. El examen forense establece que Génesis falleció por estrangulamiento. Además, presenta lesiones en la cabeza, rostro y en diferentes partes de su cuerpo.

El agresor, explica Cisneros, no solo cometió el delito de feminicidio, sino que también será juzgado por infanticidio porque la víctima tenía seis meses de gestación. Esperaba a una niña.

Hasta hace dos días, el Gobierno informó que en lo que va del año Bolivia registraba 104 feminicidios, lo que significa que una mujer muere cada 72 horas a manos de su pareja.

Fuente: El Deber