La Leishmaniasis, la desnutrición y el abandono golpean a gente del Tipnis

Autoridades indígenas del lugar y activistas denuncian abandono por parte del Estado. Son al menos cuatro las comunidades que no tienen centros de salud ni personal médico suficiente para atenderlas.

Fuente: paginasiete.bo

María A. Michel  / La Paz

En varias comunidades del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (Tipnis), la población   se encuentra aquejada por males como la Leishmaniasis selvática (espundia) y la desnutrición, entre otros problemas de salud, sin que el Estado intervenga en el lugar. Se sienten abandonados.

El olvido de las entidades hace que los propios indígenas y activistas gestionen ayuda por su cuenta.  Gerson Yujo Gutiérrez, el corregidor de Oromomo, comunidad del Tipnis conformada por 105 familias, comunicó que un enfermero atiende a 11 comunidades y que en el lugar no cuentan ni con brigadas médicas, ni medicamentos y menos con infraestructura sanitaria que ayude a salvar la difícil situación.

“Estamos atravesando Leishmaniasis, sobre todo; tenemos en San Ignacio de Moxos y en otros lugares. En Oromomo la gente está olvidada, no tenemos brigadas de salud, por eso hemos salido a Trinidad en busca de ayuda”, indicó Yujo.

El corregidor aseguró que hace más de cinco años que no se ven brigadas por el lugar. “No tenemos brigadas de salud hace varios años, sólo tenemos un enfermero, no tenemos ni doctor. Él (el enfermero, Ignacio Caiti) atiende a 11 comunidades. Tenemos una posta pequeña, pero no tiene medicamentos”, reveló.

Contó que además de medicamentos, necesitan ropa y víveres. “Se han olvidado de nosotros por la pandemia. Aquí en Trinidad  entro a la Gobernación y no me atienden”, reclamó la autoridad indígena.

El biólogo paceño Harry Schummacher comunicó que la situación de abandono del Estado es evidente y calificó de “increíble” la situación. “Hay una dejadez absoluta respecto a la atención a los indígenas, el Gobierno central y la Gobernación (Beni) se jactan y subrayan en letras grandes que los indígenas y que los pobres ya no serán abandonados, pero eso no está pasando”.

Schummacher solicitó al Sedes de Beni la conformación de una comisión de salud para que ingrese a las zonas afectadas, sin embargo, la respuesta fue que hasta el próximo año no será posible.

“Hasta eso la situación empeorará, la ayuda tiene que ser para hoy, no para mañana, porque el panorama no es alentador”, sostuvo.

Adelantó que junto a un grupo de voluntarios ayudan en el lugar y  gestionan la ayuda internacional, espacialmente de Médicos Sin Fronteras.

Las comunidades del Tipnis afectadas son Oromomo, San Lorenzo, San Ignacio y La Asunta, entre otras.

La Leishmaniasis es una enfermedad contagiosa; mientras que el problema de desnutrición  es un reflejo de la pobreza que se registra en el sector.

De acuerdo a la explicación del biólogo, en Oromomo hay una farmacia que cumple una función de posta de salud, pero no cuenta con ningún tipo de equipamiento.

En San Lorenzo hay una posta de tres habitaciones y en San Ignacio se cuenta con un poco más de infraestructura, pero de igual manera resulta insuficiente.

En ese sentido, anunció que el miércoles se desarrollará una jornada de ayuda en la plaza principal de Trinidad para recaudar medicamentos, víveres y medicinas, y lo que se logre juntar será llevado a Oromomo, el próximo 8 de diciembre, fecha de su aniversario. “El corregidor llevará todo eso de regalo para los pobladores”, indicó.

“Lo que pedimos es la atención de las autoridades en salud, porque lo que ellos dicen que hacen es contrario a la realidad, hay cero atención, cero rastrillaje, cero comunicación, no hay nada”, lamentó el biólogo.

Fuente: paginasiete.bo