José Enrique Terán: “Me voy agradecido con Dios y mi pueblo”

Estuvo dos meses en terapia por Covid-19 y dice que su recuperación es un milagro

Fuente: El Deber

El coronel José Enrique Terán se considera bendecido por Dios al cumplir su sueño de ser «comandante de la Policía del pueblo más hermoso, pujante y hospitalario, Santa Cruz». Estuvo dos meses en terapia por Covid-19 y dice que su recuperación es un milagro.

Agradece a su familia, a su esposa, a sus tres hijas, a sus camaradas y cree que lo mejor fue la relación inclusiva desde el último policía hasta el de más alto rango. Cumplió 30 años de servicio y cree que la institución sigue, su tarea siempre será defender la ley y los derechos de la gente. Considera que los medios de comunicación fueron baluartes en lo profesional y personal cuando sufrió lo más duro de la enfermedad.

 _¿Usted se va coronel según las disposiciones de cambios?
Primamente mi profundo sentimiento de gratitud a Dios por su infinita muestra de amor y misericordia, por haberme otorgado una segunda oportunidad de compartir y disfrutar las bondades de esta vida y de esta manera, tener el privilegio de servir a mi sociedad con solidaridad, amistad y respeto.

Sobre todo también he podido recibir el cariño y hospitalidad de este pueblo cruceño, valiente y maravilloso que me apoyó todo este tiempo como comandante de la Policía en Santa Cruz. Hoy cumplo 30 años de servicio y me siento orgulloso de pertenecer a la Policía que me permitió desarrollar mi vocación de servicio a mi patria y desarrollar mi trabajo en beneficio de mi sociedad.

_¿Qué conoce de las nuevas disposiciones y de su relevo?
Soy de la promoción 1989, egresé el 20 de noviembre, ya cumplí los 30 años de servicio. Soy comandante de la Policía de Santa Cruz desde el 10 de febrero de 2020. Ya cumplí 10 meses de comandante y estaré firme hasta que llegue mi relevo.

_¿Qué les dice a sus camaradas como comandante?
Quiero agradecer a mis camaradas porque sin ellos, el comandante nada puede hace. El éxito fue trabajar y mantener el relacionamiento con respeto desde el primero hasta el último policía. Esta unidad por el relacionamiento con todos formó un equipo fuerte, entre jefes, oficiales, clases y policías; todo este esfuerzo fue en beneficio de nuestra sociedad.

Nos tocó vivir la etapa más dura durante el Covid 19. La Policía demostró su lado solidario, puso al servicio hasta sus vidas, 55 policías murieron. Valoramos ese trabajo, igual el de los médicos, de la Alcaldía, de la Gobernación, militares y toda la sociedad. Los periodistas fueron un factor tan importante para ayudar a protegernos.

En mi caso los periodistas fueron los baluartes en lo profesional y en lo personal. La Policía sigue, viene desde 1826 junto con la República. Es fundamental del Estado que siempre tendrá la misión de hacer cumplir las leyes y proteger la vida de las personas.