Brutal muerte de un afrobrasileño provoca masivas protestas en Brasil, pero el Gobierno dice que «el racismo aquí no existe, lo quieren importar»

El presidente del país, Jair Bolsonaro, envió a «la basura» a los que «incitan al pueblo a la discordia».

Protestas multitudinarias se producen en Brasil después de que un hombre falleciera el 19 de noviembre por la brutal golpiza de dos agentes de seguridad cerca de un supermercado de la cadena Carrefour en Porto Alegre.

Más de 1.000 manifestantes acudieron este viernes al establecimiento en cuestión, exigiendo justicia para el fallecido, identificado como Joao Alberto Silveira Freitas, y culpando a la cadena de su muerte. Durante esta protesta, rompieron las ventanas del negocio y atacaron vehículos de reparto en su aparcamiento, recoge Reuters, añadiendo que la Policía usó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.

Una protesta en Sao Paulo, Brasil, el 20 de noviembre de 2020 Andre Penner / AP

En Sao Paulo, participantes en la protesta atacaron al supermercado local de Carrefour con piedras, irrumpieron en el edificio y arrojaron productos de los estantes.

En la capital del país, decenas de personas entraron en un supermercado este viernes, correando «¡Las vidas negras importan!» y alentando a boicotear la cadenainforma AP. En Río de Janeiro, aproximadamente 200 manifestantes se reunieron cerca de una tienda de la cadena para expresar su rechazo por lo ocurrido en Porto Alegre.