8.000 reclusos de las 48 cárceles del país ejercen su derecho al voto con bioseguridad

La jornada de votación se desarrolla con normalidad en los 48 centros penitenciarios de todo el país, a nivel nacional alrededor de 18.000 privados de libertad están habilitados para sufragar, de acuerdo a un reporte del Ministerio de Gobierno.

En Cochabamba se registraron filas en inmediaciones del penal de San Antonio donde más de una docena de exprivados de libertad llegó para emitir su voto. Se trata de personas que lograron su libertad antes de los comicios y no pudieron empadronarse.

Carlos, nombre ficticio, visiblemente cansado, llegó hasta el recinto carcelario para cumplir con su deber democrático, relató que tuvo que caminar varios kilómetros; sin embargo resaltó que lo importante era participar de las elecciones para elegir a las nuevas autoridades nacionales que gobernarán el país durante los próximos 5 años.

«Tuve que venir hasta aquí (penal de San Antonio) porque no he alcanzado a cambiar la dirección de mi domicilio, pero ni modo, ya estoy aquí para votar» conto el exrecluso.

Los exprivados de libertad emitieron su voto en puertas del Centro Penitenciario de San Antonio después de una larga espera, el Tribunal Departamental Electoral de Cochabamba habilitó una mesa en el lugar.

Según las autoridades de Régimen Penitenciario, en los siete penales de la Llajta, 1.319 reclusos fueron habilitados para participar en los comicios, la votación se realizó con estrictos controles de bioseguridad para evitar un rebrote de Covid- 19.

Similar situación se vive en los penales de San Pedro en La Paz y Palmasola en Santa Cruz, donde la jornada transcurre con normalidad a algo más de una hora del cierre de las mesas habilitadas al interior de las cárceles.

El Deber