Dos cabezas perjudican al fútbol nacional y cruceño

La presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol es disputada por dos dirigentes y lo mismo ocurre en la Asociación Cruceña de Fútbol; mientras tanto, las canchas siguen vacías

Rainer Duran

Fuente: El Deber

Problemas dirigenciales en la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) hacen que el ente matriz del fútbol nacional tenga dos cabezas que se disputan una silla presidencial: Marcos Rodríguez y Robert Blanco. El problema federativo ha ahondado la crisis en la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF), en la que Lily Rocabado y Fernando Castedo (comité ad hoc) están al mando.

La disputa entre Rodríguez y Blanco ha llevado a una división de los clubes profesionales, que hasta la fecha no se ponen de acuerdo para reiniciar el torneo de la División Profesional.

También ha perjudicado a la selección nacional en las dos primeras fechas de las eliminatorias, porque los clubes opositores a Rodríguez no quisieron ceder a sus jugadores. Rodríguez, a quien la Conmebol avala como presidente de la FBF, ahora corre el riesgo de ser aprehendido por no respetar un amparo que reconoce a Blanco como titular de la FBF.

En la ACF, los problemas comenzaron hace unos años cuando una parte de la dirigencia comenzó a pedir elecciones acusando a Lily Rocabado de prorroguista, pues ella quedó interinamente en el cargo, debido a los problemas judiciales de Pablo Salomón y luego la renuncia de Ronny Ardaya.

Hace un mes, los opositores a la gestión de Rocabado crearon el comité ad hoc para generar cambios en la ACF, que está compuesto por Fernando Castedo, Roberto Fernández, Oswaldo Ulloa, Ronald Calleja, Rodrigo Osorio y María Victoria Sandoval.

Dicho comité ad hoc tomó fuerza, ya que Robert Blanco, sintiéndose presidente de la FBF, avaló ese comité, pues Rocabado es de la línea de Marcos Rodríguez, incluso ambos son parte del comité ejecutivo de la FBF.

Llaman a elecciones

Hace dos días, una asamblea de la ACF, a la que convocó el comité ad hoc en la sede de Blooming, decidió aprobar un estatuto y llamar a elecciones para el 18 de noviembre para renovar el directorio de la gestión 2020-2024.

Tomaron parte alrededor de 30 clubes y en la oportunidad se eligió al comité electoral que está conformado por Carlos Pedraza (club Universidad), Wálter Castedo (Destroyers), Mario Suárez Riglos (Oriente Petrolero) y José Carlos Lijerón (Canarios).

“Ha sido aprobado en extenso y en detalle nuestro nuevo estatuto, que será enviado a la FBF para que sea homologado. Le hemos devuelto la institucionalidad al fútbol cruceño y ojalá que en los próximos días podamos recuperar el edificio de la calle Bolívar porque seguramente la ley nos amparará para que esto suceda”, dijo Fernando Castedo.

Por su parte, Lily Rocabado observó que el comité ad hoc no puede llamar a elecciones, pues no cumple con los requisitos establecidos para tal efecto.

“No sé cómo harán sus elecciones. Ellos han creado un estatuto el miércoles y no sé quién se los aprobó, ese supuesto estatuto tiene que pasar a la comisión revisora de la FBF para su aprobación, una vez que están aprobados tienen que pasar 60 días para llamar a una elección”, dijo Rocabado.

“Nosotros, por ejemplo, hicimos las modificaciones al estatuto y lo enviamos a la FBF, pasó un tiempo para que lo aprueben y luego pasamos una carta al comité electoral de la FBF, que es la que avala todo, para que nos fijen una fecha de elecciones. En estos días se sabrá cuándo podremos llevarlas a cabo”, agregó.

Rocabado reveló que de acuerdo al orden de solicitudes que llegaron al comité electoral de la FBF, primero se realizarán elecciones en la asociación de Cochabamba, luego en la de Tarija y después en la de Santa Cruz.